Wado De Pedro, paladín de la democracia: “O los jueces se transforman, o se van”

El secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, había utilizado un florido vocabulario para enfatizar la necesidad de “encuentro, abrazo y compañía” en las políticas estatales de género. Pero cuando le tocó hablar, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro aprovechó el anuncio sobre la construcción de los denominados Centros Territoriales Integrales de Políticas de Género y Diversidad para lanzar una nueva y directa andanada contra el Poder Judicial, foco de las críticas del presidente Alberto Fernández ayer, en su discurso ante la Asamblea Legislativa.

“El Poder Judicial tiene que escuchar. O se transforman o se van de un poder que busca igualdad y justicia”, dijo el ministro del Interior y referente de La Cámpora en relación a la “responsabilidad” del Poder Judicial en relación a los femicidios, y luego de destacar las alusiones del Presidente ayer a “las reformas estructurales que hacen falta en el Poder Judicial”.

Junto a Beliz y la ministra de la Mujer, Elizabeth Gómez Alcorta (el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, participó del acto de modo virtual por estar aislado) De Pedro utilizó su tiempo en el salón de las Mujeres de la Casa Rosada para conectar los asesinatos de mujeres con la acción o inacción de los jueces. Después de pedir “un minuto de aplausos” en homenaje a las víctimas de femicidios, De Pedro recordó casos de jueces que dieron libertad a acusados de abusos, que luego terminaron matando a quienes habían agredido. “Estas casas son mojones para federalizar esta política, como la marcó ayer el Presidente”, sostuvo el ministro del Interior.

Un rato después, y en diálogo con la prensa acreditada en Casa Rosada, De Pedro insistió en que “necesitamos que el Poder Judicial comprenda el flagelo y atienda a las víctimas” de violencia de género. Y en línea con el discurso del Presidente apuntó a la Justicia Federal, con énfasis en el fiscal Carlos Stornelli, que “está investigado por participar de una banda que pedía plata, e investigaba familias”, en relación a la causa de escuchas ilegales y extorsión iniciada por el juez Alejo Ramos Padilla.

A su turno, Cafiero afirmó que “todo el Estado está llamado a reconvertirse” en las políticas de género. Y en relación a la Justicia, enfatizó que tiene que “generar mejores mecanismos, y tener más sensibilidad a la hora de recibir las denuncias”. Cerró también elogiando al Presidente, que “vuelve una y otra vez a poner en la agenda” la problemática de los femicidios en el país.

También podría gustarte