Vivas al Rey, abucheos a Pedro Sánchez: la marcha del Vox y el Populi

Feriado en España, Día de la Hispanidad. A pesar de las disposiciones del gobierno contra la Comunidad de Madrid un importante número de ciudadanos (el Pueblo, el Populi bien dicho) se movilizó en la capital española, hacia el Palacio Real, el partido político Vox lo hizo hacia la Plaza de Colón. También en Barcelona y Sevilla. Aunque en la primera ponían multas por ¡llevar la bandera de España! Eso sí vía libre para los separatistas de Omnium.

Algo tan tonto como si la bandera argentina no se pudiera izar en Corrientes, por poner un ejemplo.

El hecho concreto es que los políticos (oficialismo y oposición) han logrado fracturar a la sociedad. Apoyaron a los nacionalismos periféricos como el catalán, vasco o gallego denostando al nacional y como era lógico, lo hicieron resurgir. Es que nadie quiere que le roben el país. ¿Qué esperaban?

Protestas en España, coronavirus, REUTERS

Hay una parte importante, numéricamente hablando, de la sociedad española que se siente atacada. En verdad lo está siendo. Y mucho de ese fogoneo viene desde afuera. Hasta tiene nombre y apellido.

Al tema político, a las investigaciones por corrupción del vicepresidente Pablo Iglesias, el millonario comunista, que fue hoy a la ceremonia del Palacio Real con una mascarilla con simbología republicana; es libre de hacerlo la Monarquía permite la libertad de expresarse. Al revés no sé si hubiera sido posible. Un gobierno encabezado por un mentiroso (Pedro Sánchez, está todo grabado) que se encargó – ya venía de la época de otro impresentable como lo es el señor Rodríguez Zapatero conocido en otras tierras como el Canciller del régimen chavista- de querer reverdecer la Guerra Civil de la que nadie se acordaba. Los 56.000 muertos por el virus cuyo número están ocultando. Y sobre todo la actitud miserable de golpear al Rey por la espalda cuantas veces pueda.

Una parte de la sociedad española se siente amenazada. En la Plaza de Oriente se congregó el grueso de ciudadanía gritando “Vivas al Rey” y “Asesinos” (por los muertos del virus) “Sánchez dimisión” y “Libertad”. También vivas a la Legión mientras las fuerzas militares partícipes en la ceremonia marchaban dentro del palacio real más grande de Europa occidental.

Algunos analistas señalan que el gobierno del primer ministro Sánchez terminará hacia final de este año, porque le estallará la economía y la UE le prestará el dinero acordado solo si tiene un plan y no se lo darán todo de golpe.

Protestas en España, coronavirus, REUTERS

Dentro del Psoe dos de cada tres votantes de este partido no están de acuerdo ni avalan los ataques al Rey y prefieren el apoyo de Ciudadanos (Cs) bastante volátil por otra parte y al que muchos le auguran poca vida (al igual que a Podemos el partido de Iglesias) que el que le puede dar (como hasta ahora) los pro etarras de Bildu y los de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). Es decir le exigen al gobierno un poco más de sentido común.

Pero si hasta el socialista Felipe González tuvo que salir a contradecir a Sánchez: “No hay nada que reprochar al Rey”.

Una parte de la ciudadanía española se siente atacada y percibe que, más allá del acto de votar, sospecha que algo se está cocinando a sus espaldas. Y está reaccionando. Otro porcentaje está de acuerdo con esta queja, pero aún está callada. Pero España tiene una historia de sangre en una de las guerras civiles más cruentas en los comienzos del siglo 20. Y no se puede chapotear en el barro. Ni tampoco se puede avanzar hacia el futuro con los ojos en la nuca.

La política española es un polvorín, aunque desde Argentina no lo parezca. Y cada vez más. Y hoy fue notable. En la fecha que se recuerda el descubrimiento de un nuevo continente y el nacimiento de un imperio que duró trescientos años (más que el británico) y del que los países que hablamos español formamos parte alguna vez.

Existe una frase atribuida al Canciller de Hierro Otto von Bismarck, seguramente falsa, vaya uno a saber, que haciendo referencia a España dicen que dijo: “La nación más fuerte del mundo es sin duda España. Siempre ha intentado autodestruirse y nunca lo ha conseguido. El día que dejen de intentarlo, volverán a ser la vanguardia del mundo”.

Dicha o no por von Bismarck no carece de veracidad. Ahora bien, un pequeño consejo de mi parte, dejen de intentarlo como lo están haciendo ahora. Podría llegar a salirles bien.

También podría gustarte