Violento robo a la mamá de Analía Franchín en su casa de Floresta

La madre de Analía Franchín fue asaltada por dos delincuentes armados que ingresaron hoy a su casa del barrio de Floresta, donde la amenazaron y le robaron unos 80 mil pesos, dólares y joyas, entre otros elementos, y la periodista sospecha que en el hecho puede estar vinculado una persona de su entorno con la que tiene una disputa judicial, informaron fuentes policiales.

El episodio se registró alrededor de las 11 en una propiedad ubicada en la calle Felipe Vallese al 3900, en dicho barrio de la Ciudad de Buenos Aires, donde efectivos de la Comisaría Vecinal 10A de la Policía de la Ciudad acudieron tras ser alertados acerca de un robo.

Voceros policiales informaron a Télam que, una vez en el lugar, los efectivos se entrevistaron con la víctima, de 83 años y madre de la periodista Franchín, quien les relató que mientras se encontraba en el baño, dos asaltantes armados ingresaron a su casa y, tras amenazarla, sustrajeron 80.000 pesos, 400 dólares, 2 TV Led, alhajas, un Ipad, un Iphone, una computadora y varias carteras, para luego escapar.

“Fue una situación muy fea, yo estaba llegando a “Flor de Equipo” (el programa de TV donde trabaja) y me llamó mi sobrina para decirme ‘urgente, a mamá la desvalijaron’”, contó esta tarde Franchín a “Cortá Por Lozano”, de Telefé.

La periodista relató que los ladrones “se encargaron de cortar bien todos los cables de internet y de teléfono”, sumado a que “se llevaron su celular”, por lo que “no tenía manera de ubicarla”, pero que “por suerte” su madre “pudo ir a lo de una vecina y acordarse el teléfono de alguien”, para dar aviso.

Franchín señaló que, según le contó su madre, “cuando salió de bañarse se encontró con dos hombres en la puerta del baño, armados, y la agarraron del cuello”, tras lo cual le dijeron que “iba a ser muy fácil o muy difícil, que dependía de ella, que no tenían intención de lastimarla, pero que lo iban a hacer si no se apuraba a entregar el dinero, porque pasadas unas horas iba a llegar su hija Marisa”.

“La sentaron, la quisieron atar, y ella sufre broncoespasmos desde hace mucho porque tiene enfisema pulmonar, y entonces obviamente empezó como a hiperventilar, y entonces ellos empezaron a darle Ventolin para que ella no tuviera un ataque respiratorio”, dijo la periodista.

Luego, Franchín expresó: “Mi miedo es que atrás de esto haya algo más, que no sea un robo común, le dijeron ‘te estamos estudiando hace dos meses’. El hecho de que no haya nada violentado me hace sospechar que pueda venir por el entorno”.

Si bien no dio mayores precisiones, la periodista se refirió a dos causas que se están llevando a cabo tanto en el fuero civil como en el penal, en la que hay “involucrados menores”, cuya madre hace poco recibió dos mensajes de texto vinculados a los chicos de parte de desconocidos.

“Mi mamá está agradecidísima de que no la mataron”, aseguró Franchín y concluyó: “Lo que más lloró es que se llevaron la alianza de mi papá”.

La víctima fue asistida por los uniformados en el lugar, quienes al recorrer la propiedad encontraron pisadas en la parte trasera de la vivienda, cerca de la terraza, por lo que aguardaban la llegada de peritos para intentar hallar rastros que permitan identificar a los dos asaltantes.

También podría gustarte