Violento asalto a un matrimonio en La Plata: asaltantes destrozaron la puerta de la casa y se despidieron a los tiros

Una matrimonio vivió una noche de pesadilla en su casa de la localidad de Ringuelet, cerca de La Plata, cuando un grupo de delincuentes entró al domicilio con un ariete, golpeó al dueño de casa, se apoderó de dinero en efectivo y antes de retirarse, sostuvo un intercambio de disparos con un vecino.

Fueron alrededor de trece disparos los que se realizaron en la puerta de la vivienda situada en 516, entre 19 y 20, cuando los delincuentes se retiraban del lugar con el botín y el matrimonio dueño de casa, permanecía encerrado en el baño de la casa.

Todo se inició poco después de las 22:00 del sábado, cuando en la vivienda se escuchó un importante estruendo, correspondiente al momento en el que los asaltantes rompieron la puerta valiéndose de un ariete.

Fernando, el dueño de la vivienda, quien se encontraba con su esposa en la habitación situada en la planta superior, descendió por las escaleras y fue sorprendido por dos de los asaltantes, mientras que se sospecha que un tercero aguardaba en otro sector.

Los delincuentes llevaron a Fernando al interior de la habitación junto a su esposa y empezaron a hostigarlos en búsqueda de dinero. Hubo varios golpes con la culata del revólver y amenazas de muerte contra su esposa Elcira, de quien llegaron a separarlo para incrementar el dinero.

Finalmente, el hombre entregó todos sus ahorros en un maletín y los asaltantes encerraron a los integrantes del matrimonio en un baño de la casa para luego emprender la huida.

En un momento, Fernando decidió pedir ayuda a vecinos, por lo que rompió un vidrio de una ventana del baño para que sus gritos sean escuchados. “Cuando empezamos a escuchar eso, nos abrazamos y pensamos ‘estamos vivos’. Ni bien se calmó todo y oímos el auto que se iba, mi marido rompió la ventana y pedimos ayuda”, contó Elcira al diario El Día.

Un vecino realizó algunos disparos contra los delincuentes, que respondieron sin saber exactamente de donde provenía el fuego, aparentemente y completaron el escape. “Nos abrazamos y nos quedamos así, temblando los dos, mientras se escuchaban tiros y tiros”, indicó la mujer sobre ese momento.

Aparentemente y por lo que se desprende de cámaras de seguridad instaladas en la zona, los asaltantes habían utilizado una camioneta Nissan March y podrían haber tenido como apoyo un Volkswagen Gol.

Las sospechas apuntan además que poco antes habían asaltando a un repartidor delivery y cometieron otro atraco a una vivienda.

También podría gustarte