Unos 30 respiradores donados por Messi cumplen 10 meses abandonados por la burocracia estatal

En momentos en los cuales la segunda ola de coronavirus azota a la mayoría de los hospitales del país, que se encuentran en estado crítico por la falta de recursos y de inversión. Unos 30 equipos de ventilación respiratoria que fueron donados por el rosarino Lionel Messi a través de su Fundación tienen más de 10 meses guardados en un depósito a falta de la autorización de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

Según se conoció, los equipos arribaron al país el 8 de agosto de 2020 y todavía están en el depósito del aeropuerto de Islas Malvinas, de la ciudad de Rosario, a la espera de la aprobación del ente regulador.

Los equipos procedentes en un vuelo privado procedente de Barcelona y costeado por la propia Fundación, son utilizados en los centros médicos de España y fueron fabricados por la compañía automotriz Seat. La idea de la donación era que fueran repartidos en los diferentes hospitales y clínicas de la ciudad de Rosario.

Según la normativa vigente, todo el equipamiento médico que llega al país procedente del exterior requiere de la autorización de la ANMAT para poder ser utilizado en el país. Por eso, la demora de los 10 meses para su habilitación parece explicarse en cortocircuitos referidos al proceso de presentación de documentos y homologación aduanera.

“Están como en una especie de limbo porque no se pueden completar los trámites de Aduana. Y hasta que no se presenten los papeles, seguirán en el depósito fiscal”, afirman. Y aún resta realizarse también el control de funcionamiento de los equipos enviados, proceso que se llevaría a cabo una vez que fuera aprobado el ingreso de los respiradores al país. Una vez más, la burocracia estatal y la falta de gestión de las autoridades no permite llevar soluciones concretas a los ciudadanos.

La distribución de esos equipos quedó desplegada de tal manera:

Hospital José María Cullen (Santa Fe): 4 respiradores de traslado, 2 monitores multiparamétricos, 10 bombas de infusión.

Hospital Provincial del Centenario (Rosario): 4 respiradores de traslado, 2 monitores multiparamétricos y 10 bombas de infusión.

Hospital de Pediatría Garrahan (CABA): 2 monitores multiparamétricos y 3 computadoras.
Hospital del Bicentenario de Esteban Echeverría (Prov. de Buenos Aires): 16 bombas de infusión.

Hospital de Alta Complejidad Cuenca Alta (Cañuelas, Prov. de Buenos Aires): 10 bombas de infusión.

Hospital Zonal de Agudos Gral. Constituyentes “Manuel Belgrano” (San Martín, Prov. de Buenos Aires): 4 bombas de infusión.

Hospitales Modulares de OCD y Telesalud: 10 computadoras.

Además, el astro donó 500 mil euros (cerca de 43 millones de pesos de ese momento) para la compra de insumos médicos, a través de la campaña de recaudación “Juntos por la Salud Argentina”, impulsada por la Fundación Garrahan.

La ayuda de Messi durante la pandemia de Coronavirus incluso excedió a la Argentina. En marzo del 2020, donó equipos de respiradores y dinero al Hospital Clinic de Barcelona.

También podría gustarte