Una tribu asesinó de un flechazo a un funcionario brasileño en la selva amazónica: era un defensor de la causa indígena

Un reconocido indigenista brasileño murió al ser alcanzado por una flecha aparentemente disparada por una tribu aislada de la selva amazónica, informaron el jueves funcionarios y un periodista de la región.

Rieli Franciscato, de 56 años, director de un programa de protección de grupos indígenas no contactados, falleció el miércoles en la región de Seringueiras, un municipio del estado norteño de Rondonia, precisó en un comunicado la estatal Fundación Nacional del Indio (Funai), donde trabajaba.

La Funai no detalló las circunstancias de su muerte. Pero testigos reportaron que Rieli estaba investigando, junto con una patrulla de policías locales, la reaparición en el área de una tribu conocida como “grupo aislado del río Cautario”, indicó el fotoperiodista Gabriel Uchida.

El grupo fue atacado y se refugió detrás de un vehículo, pero, según los testigos, Rieli fue alcanzado por un flechazo en el pecho. Fue trasladado al hospital más cercano, pero sucumbió a la herida. El funcionario era conocido por su trabajo de protección de las comunidades indígenas aisladas, que rehúsan contactos con el exterior.

La tribu a la que se atribuye el ataque “es conocida como un grupo pacífico”, explicó Uchida a la AFP en un correo electrónico.

https://i0.wp.com/www.infobae.com/new-resizer/fDSumXKLj93sePETdq7cf6y1f7E=/768x576/filters:format(jpg):quality(85)/cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/infobae/GLQ6WLLQISOWIVO36YZJM7VINA.jpg?w=1170&ssl=1

“La última vez que aparecieron en la región fue en junio (…). Era un grupo más grande, muy pacífico. Incluso dejaron regalos en una casa”, refirió. “Esta vez, solo había cinco hombres armados, un grupo de guerra. Eso significa que algo debe haber sucedido para que buscaran ‘venganza’”, agregó.

Estos grupos han reaccionado en ocasiones con violencia contra mineros ilegales o cazadores furtivos que invaden sus tierras. Uchida dijo que hubo algunos informes de esas actividades en la región.

Los primeros contactos de las tribus aisladas fueron a menudo desastrosos para estas en el pasado, empañados por la violencia, los devastadores brotes de enfermedades y el colapso de sus estructuras sociales.

Rieli era el coordinador de una operación de la FUNAI denominada Frente de Protección Etnoambiental Uru Eu Wau Wau, cuya misión es proteger a los grupos no contactados.

La Amazonía brasileña es hogar de al menos 100 tribus aisladas, más que en cualquier otro lugar del mundo, según la ONG indigenista Survival International.

“Rieli dedicó su vida a la causa indígena. Con más de tres décadas de servicio, deja un inmenso legado para la protección de estos pueblos”, dijo Ricardo Lopes Dias, coordinador de cuestiones relacionadas con Indígenas Aislados y de Reciente Contacto de la FUNAI.