Una niña muere deshidratada tras ser arrestada en EEUU

El pasado 6 de diciembre, la patrulla fronteriza estadounidense detuvo en Lordsburg, Nuevo México, a un grupo de 163 migrantes. Unas 0cho horas después una de las niñas integrante de la caravana empezó a tener convulsiones. Fue trasladada de urgencia al Hospital de El Paso pero llegó sin vida.

Las autoridades norteamericanas informaron que, en el momento de su detención, la pequeña llevaba “varios días sin comer ni consumir agua”. Según The Washington Post, se está intentando determinar si la niña recibió alimentos o atención médica durante la noche.

Los arrestos de inmigrantes indocumentados en la frontera con México batieron en noviembre un nuevo récord desde que el presidente Trump asumió en la Casa Blanca. Según registros oficiales, durante el pasado mes 51.856, en su gran mayoría familias de Centroamérica.

También podría gustarte