Una mujer de 83 años murió al prenderse fuego accidentalmente en su casa

Una mujer de 83 años falleció tras sufrir quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo al prenderse fuego accidentalmente en su casa, en la ciudad santacruceña de Río Gallegos.

El trágico episodio ocurrió en una vivienda ubicada en la calle Tomas Brenehey al 100 de la mencionada ciudad y, según pudo conocer La Opinión Austral, la víctima estaba hirviendo agua y, al acercarse mucho a la cocina, la bata que tenía colocada comenzó a incendiarse.

De inmediato, el material de la vestimenta que llevaba puesta habría provocado que las llamas se propagaran con gran velocidad, imposibilitándola de reaccionar.

La anciana vivía sola en la casa, pero un hijo que vive en una casa ubicada atrás de la de su madre, vio lo que sucedió, fue inmediatamente en su auxilio y cuando ingresó al domicilio la encontró completamente en llamas.

El hombre le arrojó un balde con agua, y pudo extinguir por completo el fuego, pero las llamas ya habían dañado severamente a su madre y, tras el arribo de la policía, la mujer fue trasladada al Hospital Regional donde ingresó en grave estado con quemaduras en un 80% de su cuerpo y falleció poco después.

En el lugar intervino personal de la Comisaría Segunda, de la División Criminalística y de Bomberos.

También podría gustarte