Un sereno murió de un infarto tras ser golpeado durante un intento de robo

Un hombre de 69 años que trabajaba como sereno en una hormigonera que se usa para obtener y trasladar materiales para los arreglos viales de la autopista Rosario a Córdoba, fue encontrado maniatado y con un traumatismo de cráneo luego de un presunto intento de robo y, según determinó la autopsia, los primeros indicios señalan que habría fallecido de un infarto.

Según informó La Capital de Rosario, el cuerpo de la víctima, identificada como Miguel Ubogui, fue hallado en la madrugada del domingo en un amplio terreno que ocupa el predio en el kilómetro 42 de la ruta A012, puntualmente en la ochava noroeste del cruce de la autopista y la ruta, a unos 50 metros del puente que atraviesa la autopista.

En tanto, indicó que personal del Comando Radioeléctrico acudió al predio donde se encuentra la hormigonera de la empresa alrededor de las 2:15 del domingo tras el llamado de la pareja de la víctima, una mujer de 64 años, quien se comunicó con el 911 y su llamada fue derivada al Comando Radioeléctrico de Roldán.

Al llegar los efectivos, entrevistaron a Yolanda A., la esposa de la víctima, quien les dijo que su marido había salido a recorrer el predio por que “había escuchado ruidos y el incesante ladrido de los perros” que se crían en la hormigonera, tras lo cual los uniformados rastrillaron el lugar, que no cuenta con luz artificial.

Momentos después, encontraron al sereno tirado en el suelo, entre una cisterna y dos torres mezcladoras, maniatado de manos y pies, pero aún con vida, por lo cual los policías dieron aviso al sistema de salud de Roldán sobre la gravedad del caso, personal médico constató que el hombre presentaba un traumatismo de cráneo y una ambulancia lo trasladó al hospital Samco donde pasadas las 3:15 falleció.

De inmediato, se solicitó el traslado del cuerpo al Instituto Médico Legal de Rosario para proceder a realizar autopsia y, una vez efectuada la misma, se determinó en primera instancia que la muerte no se habría producido por los golpes que presentaba en algunas partes del cuerpo ni por la hematoma que tenía en la cabeza por el traumatismo de cráneo, sino que fue por un ataque cardíaco posterior o bien que comenzó durante los instantes del robo.

La fiscal del caso, Marisol Fabbro, indicó al gabinete criminalístico de la Agencia de Investigación Criminal que recorra la zona además de la toma de testimonios de vecinos que pudieron haber visto o escuchado algo y también solicitó que se realice el relevamiento de las cámaras de seguridad públicas y privadas en la zona, levantamiento de rastros y secuestro de elementos con los que la víctima fue maniatada.

En tanto, no se informó si las personas que entraron al lugar pudieron robar alguna pertenencia del sereno o algún tipo de herramientas manuales que se usen en el proceso de la hormigonera.

También podría gustarte