Un misterioso virus que mató a dos niños provoca temor en Salta

Una nena de 5 años y un chico de 13 años -este último de una comunidad originaria- fallecieron en el hospital Juan Domingo Perón de la ciudad salteña de Tartagal la semana pasada, y los padres quieren saber por qué se produjo el deceso de ambos.

Pero los hechos que por lógica conmovieron al tratarse de dos chicos menores de edad, generó la preocupación de la comunidad de Tartagal, ya que según los padres de los chicos en el hospital les comunicaron que ambos murieron a causa de un virus pero sin especificarles qué virus es y de qué manera los afectó para que en cuestión de horas ambos pacientes fallecieran.

La nena fallecida de 5 años de edad residía en el barrio San Juan y, según relató el padre de la chiquita, Marcos Cuenca, sumido en un tremendo dolor, él y su señora la habían llevado a la guardia del hospital el sábado 3 de este mes porque la chiquita comenzó a sentir un fuerte dolor en la pierna.

“La llevé a mi hija al hospital Perón como a la 1 de la mañana y la atendió el doctor Manuel Pailler (H). Le hicieron una placa en la piernita y le tomaron muestras para los análisis. Había que esperar los resultados. El doctor nos dijo que nos volvamos a la casa porque en el hospital no había dónde la chiquita descanse y que si era algo del apéndice la trajéramos de vuelta o, si no, cuando estén los resultados para operarla. Pasó media hora y ella a pesar del calmante que le habían puesto volvió otra vez con muchos dolores”.

El atribulado papá siguió recordando cómo se produjo el fatal desenlace: “Nos volvimos al hospital y como a las 5 de la mañana la internaron. Los médicos que la atendían le ponían calmantes y antibióticos porque cuando se vieron los resultados de la placa no tenía nada en el apéndice. Los médicos comenzaron a sospechar que podía ser un tumor en la piernita y le indicaron una ecografía, pero en el hospital no había el aparato para hacerle”.

La nena fue desmejorando con las horas “y al otro día amaneció con dolor de estómago y vomitando sangre y según nos dijeron le entró sangre en los pulmones. La entubaron desde las 9 de la mañana, le ponían muchos medicamentos y finalmente mi hija falleció a las 6 de la tarde del domingo”, explicó entre lágrimas.

Según lo que los médicos le explicaron a los papás de la chiquita, “le entró un virus o una bacteria en la sangre y de eso murió. Ella estaba contenta porque era su último día en el jardín y tenía que hacer su trabajo de Papá Noel. Pero no me explico cómo del dolorcito que le comenzó en la pierna terminó falleciendo porque tenía sangre en los pulmones y, según nos dijo la doctora, que quizás también estaba teniendo hemorragias en el cerebro. Cuando pedimos que la deriven a Salta nos dijeron que no se podía porque su cuerpito no iba a resistir más”, relató en medio del llanto.

Según el certificado de defunción, la nena falleció por un paro cardiorrespiratorio a consecuencia de un shock séptico, al parecer por una bacteria que le ingresó al organismo.

El otro menor de 13 años también fallecido en el hospital de Tartagal pertenece a una comunidad originaria ubicada a 3 kilómetros al este de Tartagal y a sus padres y familiares desde el hospital les dijeron que el chico falleció por un virus.

Dada la extrema pobreza y vulnerabilidad en la que vive toda la familia, el cacique de la comunidad explicó que pidieron que “desde el municipio nos donen el ataúd y la capilla ardiente, pero nos dijeron que eso ni el traslado del cuerpo se podía así que lo estamos velando en el piso nomás”, precisó Gabriel Espinosa.

El papá del menor de nombre Carlos explicó que “hace dos semanas se desmayó por eso lo llevamos al hospital donde lo revisaron y le dieron el alta. Cuando nosotros lo llevamos al hospital nos dijeron que le entró un virus que le causó la muerte y que es una enfermedad nueva lo que tuvo ahora. Nos dijeron que no tenía posibilidades porque el cerebro ya no le funcionaba. El certificado dice que murió por paro cardiorrespiratorio”, explicó el humilde originario.

Dado el preocupante y similar diagnóstico que tuvieron los dos niños como motivos del fallecimiento, El Tribuno intentó hablar con el gerente del hospital de Tartagal pero respondió el subgerente, Adrián Murillo.

Adrián Murillo es subgerente del hospital Juan Domingo Perón de Tartagal y en relación al fallecimiento de dos niños que se presentó casi en forma simultánea en el nosocomio, aseguró que “no existe ningún riesgo para los niños que están internados en el hospital.

Muchos periodistas y la gente, al tomar estado público estos casos, nos están consultando porque como trascendió que los chicos fallecieron a causa de un virus o una bacteria, hay cierto temor. Pero descartamos de plano que ese riesgo existe porque desde el propio hospital, si esa situación se hubiese presentado así, hubiésemos tomado todos los recaudos del caso”.

Murillo prefirió no referirse “específicamente al caso del fallecimiento de estos dos niños porque sabemos que los papás de la nena hicieron una denuncia en la Justicia y la fiscalía penal de turno ya nos requirió toda la documentación como la historia clínica y la actuación de todos los profesionales que la asistieron.

En el caso del niño de 13 años, si bien no tenemos conocimiento que se haya hecho presentación en la Justicia, de todos modos queremos preservar la información. Pero en el segundo caso los padres sabían que el sistema inmunológico del paciente estaba muy comprometido.

En relación a la nena, si bien falleció por paro cardíaco a consecuencia de un shock séptico, el diagnóstico lamentablemente es muy frecuente.

“Estamos todos muy consternados por el deceso de estos dos menores, pero más allá de no brindar detalles sobre la historia clínica de estos chicos queremos llevarle tranquilidad a la población de que los casos no están relacionados ni tienen un común denominador y que el resto de los niños internados o asistidos en el servicio de pediatría no están en riesgo de ningún virus ni de ninguna bacteria”, aseguró el profesional.

También podría gustarte