Un joven acudió al hospital con dolores de cabeza y descubrieron un impactante panorama

El hecho ocurrió en la ciudad de Faridabad, India. Un joven de 18 años presentaba fuertes dolores de cabeza y convulsiones, por lo que decidió asistir al hospital más cercano. Allí descubrieron que tenía cientos de larvas dentro de su cerebro y no consiguieron salvarle la vida.

Los médicos indios se toparon con este extraño caso al recibir a un muchacho en su servicio de urgencias. El paciente aquejaba dolores de cabeza atosigadores y por momentos presentaba convulsiones.

Rápidamente, el personal del hospital lo internó y comenzaron a realizarle estudios: exámenes de ultrasonido y resonancia magnética. Tras obtener los resultados, los especialistas descubrieron que la corteza cerebral y el tronco encefálico del paciente estaban llenos de larvas.

Esta enfermedad parasitaria es conocida como neurocisticercosis y se origina cuando una persona ingiere huevos microscópicos de una tenia porcina (un gusano) y éste afecta al tejido muscular.

Una vez que ingresan en el cerebro, estos parásitos comienzan a propagarse y quienes son infectados pueden pasar mucho tiempo sin presentar síntomas.

Esta afección es tratable con medicamentos, pero ante lo avanzada que estaba esta enfermedad, fue imposible que se le suministren los fármacos antiparasitarios necesarios. El paciente fue tratado con corticoides y otros medicamentos para evitar que se le manifestaran las convulsiones.

Sin embargo, tras algunas semanas internado en terapia intensiva, el joven de 18 años falleció. Este caso fue publicado por la prestigiosa revista especializada New England Journal of Medicine.

Otra impactante historia es la del niño de 11 años que fue llevado a un hospital en Hangzhou, China. Al presentarse allí con síntomas como fiebre, dolor constante y dificultad para orinar, fue sometido a una radiografía y los médicos descubrieron más de 70 bolas magnéticas alojadas en su vejiga y debió ser operado de urgencia.

 

También podría gustarte