Un hombre fue asesinado por un ave considerada “la más peligrosa del mundo”

La tenencia de animales “no domésticos” por parte de particulares puede traer muchos problemas. La excentricidad de tener este tipo de animales no permite ver los peligros que conlleva y la falta de información para su crianza.

Esta semana, un casuario mató a su dueño con sus filosas garras cuando el hombre se cayó en el patio de su casa. La información fue confirmada por el medio estadounidense Gainesville Sun tras dialogar con las autoridades del condado de Alachua, Florida (Estados Unidos), quienes aseguraron que continuarán investigando el caso.}

“Parece que fue accidental. Tengo entendido que el caballero estaba cerca del ave y en algún momento se cayó. Cuando se cayó, fue atacado”, señaló Jeff Taylor, subjefe del departamento de bomberos zonal.

Según afirmaron las autoridades, el hombre aparentemente intentaba criar este tipo de ave en el fondo de su casa y al caerse, el causario se sintió amenazado y se lo atacó. Luego del ataque, fue trasladado a un hospital local pero allí no consiguieron salvarle la vida.

Los causarios son aves similares a los emúes, pueden medir 1,8 metros de altura y pesar hasta 60 kilos. Esta gran ave no voladora es nativa de Nueva Guinea y Australia. A su vez, en sus fuertes patas tienen una garra en cada una que se asemeja a una daga midiendo hasta 10 centímetros. En página web del zoológico de San Diego, los especialistas describen a esta especie como “el ave más peligrosa del mundo”.

En los primeros días de marzo se conoció la noticia de un hombre que fue devorado por un león en su casa. Michal Prasek tenía 34 años y criaba a dos animales que se encontraban en cautiverio en el patio de su casa en República Checa.

También podría gustarte