Un hombre fue a una sesión de masajes y terminó en terapia intensiva después de que le “sonaran” el cuello

Un hombre de 43 años fue a darse un masaje y lo dejaron en terapia intensiva con daño cerebral y podría quedar en estado vegetativo. Todo ocurrió luego que le “sonaran” el cuello, como parte del tratamiento relajante.

La víctima se llama Jerónimo Rodolfo Ramírez León y tiene tan solo 43 años. El hecho ocurrió en Puebla, México, en un complejo llamado Baños Villa Frontera, donde muchas personas asisten para darse masajes y disfrutar de los baños de vapor.

La familia hizo la denuncia correspondiente en la Fiscalía General del Estado (FGE) contra los dueños del lugar y exigen que se investigue qué fue lo que pasó, ya que aseguran que no es el primer caso que se conoce. Pues a raíz de este caso, muchas personas contaron situaciones similares.

Además, se denunció por negligencia al hospital de Ortopedia del Estado, puesto que cuando se lo trasladó no se le dio la atención necesaria para el caso que presentaba y se lo tuvo que trasladar al Hospital General del Norte.
Tras los masajes, el hombre tiene daño cerebral

Según se pudo conocer mediante el parte médico, el estado de salud de Ramírez es delicado. Por el momento se sabe que presenta daño cerebral y dependiendo como evolucione, podría quedar en estado vegetativo.

Mediante Twitter, el periodista mexicano Juan Carlos Valerio compartió el testimonio de la sobrina de la víctima quien, indignada por la situación, aseguró en una entrevista con Grupo Imagen: “No es posible que mi tío esté así y los doctores nos dicen que hay una de dos, que se quede con la parálisis o con daño cerebral”

https://i0.wp.com/tn.com.ar/resizer/1EjP-SnE6bFuzgctbH8bpTf2L50=/1023x0/smart/filters:format(webp)/thumbs.vodgc.net/1-181-S6bL781670334883274_480P.jpg?w=1170&ssl=1
La sobrina de Jerónimo Ramírez pide justicia por su tio. Video (Twitter/ JCarlos_Valerio)

Eduardo Rivera Pérez, el presidente municipal de Puebla, aseguró que los Baños Villa Frontera “fueron clausurados por no tener ni contemplar su programa de protección” y le pidió al pueblo que denuncien cualquier tipo de anomalías en lugares como este para evitar futuros accidentes.

También, se lamentó por lo que ocurrió y confirmó que la FGE se encuentra investigando el hecho y “llegará hasta las últimas consecuencias”, según dio a conocer Milenio Puebla.

También podría gustarte