Un cliente lo atacó con un caño porque le vendió dos barriletes fallados

Norberto Schivo (60) es un vendedor ambulante que posee su puesto en uno de los accesos del Parque de Mayo y ayer fue víctima de la furia incomprensible de un cliente que lo atacó de manera brutal con un caño por dos barriletes que fallaron.

Todavía con vestigios de la agresión que motivó a varios puntos de sutura en su cabeza, en diálogo con Telefe Noticias, el comerciante describió lo sucedido el domingo en horas del mediodía sobre calle Florida.

“Vino un matrimonio, una pareja joven que se acercó a hablarme de muy mal modo, reclamándome por dos barriletes. Yo no entendía nada, decían que hacía dos o tres días que me lo habían comprado, que uno no volaba y el otro estaba roto. Yo quise acercarme a ver cómo solucionarlo y él no se calmaba y me seguía insultando y no había forma de que se calme”, explicó.

Norberto se refirió a Raúl Ignacio Miguel (32), el irascible comprador que fue detenido por un móvil de la Comisaría Séptima que justo pasaba enfrente del Comando del Quinto Cuerpo del Ejército y observó toda la secuencia.

“Me empujó contra la camioneta, me pegó una trompada y se dio vuelta. Yo lo seguí un poco, él tenía la camioneta parada y ahí agarró un fierro que lo tenía con una soga y me lo pegó en la cabeza bien de lleno. Cuando caí en el piso me siguió pegando con el caño, me dejó un huevo terrible atrás de la cabeza y puse el brazo aguantando los golpes”, relató.

Consultado de si había tenido un conflicto previo con el cliente, Norberto negó un antecedente de este tipo y se mostró desorientado con su comportamiento salvaje.

“No sé qué es lo que pudo haber pasado, si tenía un problema personal y se desahogó conmigo. Me dijeron supuestamente que no estaba ni drogado ni alcoholizado, y que se enojó por la discusión, pero esto fue una locura”, cerró.

También podría gustarte