Un chico de 11 años se pegó un tiro durante una clase virtual

Adan Llanos, un niño de 11 años de California, Estados Unidos, se suicidó trágicamente durante su clase de Zoom el miércoles mientras su micrófono y cámara estaban apagados.

El niño, identificado como Adan Llanos, asistía a su clase de sexto grado en línea en la escuela primaria Woodbridge en el condado de San Joaquín cuando se apuntó a sí mismo.

Su hermana, que estaba siguiendo su clases a distancia en otra habitación, lo encontró y avisó a un vecino y a su maestra para que pidieran ayuda.

La Oficina del “sheriff” del condado de San Joaquín fue a lugar poco después de las once de la mañana después de recibir varias llamadas informando que una persona había recibido un disparo. Los agentes encontraron a Adan con una lesión en la cabeza.

Fue trasladado de urgencia a un hospital y murió a causa de las lesiones autoinfligidas. La oficina del alguacil dijo que la familia del niño estaba a su lado en el hospital antes de que falleciera. “Nuestros pensamientos están con la familia y todos los afectados por este trágico suceso”, aseguró la Oficina del “sheriff” en su página de Facebook.

Los agentes aún están investigando los detalles del aparente suicidio. No está claro de quién era el arma estaba usando el niño en el incidente. Un miembro de la familia comentó que la muerte de Llanos no fue un suicidio, sino un acciente. Aunque la investigación de la policía local apunta a autolesiones con un arma de fuego.

Neil Young, director de Woodbridge Elementary, dijo que todos en la escuela (estudiantes, maestros y personal) conocían a Llanos y se preocupaban profundamente por él. “Era muy cariñoso”, dijo Young el jueves. “Siempre se preocupó por los demás y siempre prestó atención cuando alguien a su alrededor se sentía deprimido. Siempre buscaba poner una sonrisa en los rostros de la gente”.

“Ha sido difícil para todos nosotros”, dijo Young. “El personal estuvo luchando con nuestro propio duelo, el equipo de salud mental del distrito realizó una llamada de Zoom en vivo con la clase para que los estudiantes pudieran compartir sus recuerdos de él. Y lo hicieron no solo para su clase, sino para otra clase donde todos los estudiantes también lo conocían”, contó el directivo.

El jueves por la tarde, seis maestros y directores de todo el distrito llevaron globos con mensajes escritos como “Esperanza”, “Amor” y “Juntos más fuertes” a Woodbridge y Millswood para mostrar su apoyo a los estudiantes, a los docentes y a la familia del niño fallecido.

También podría gustarte