Un Alberto Fernández cada vez más miserable ninguneo a los cordobeses: “No son Argentinos” les dijo

El presidente Alberto Fernández se convirtió en las últimas horas en el protagonista de una nueva polémica al afirmar que es necesario que la provincia de Córdoba se integre al país “de una vez por todas”. El mandatario además calificó a Cordoba como “territorio hostil” dentro de la Argentina.

Desde la visión presidencial, las provincias que no se alinean con el kirchnerismo no pertenecen al país.

“Hace falta de muchos cordobeses y cordobesas como ustedes para que Córdoba, de una vez por todas, se integre al país”, afirmó el Presidente durante un encuentro organizado el miércoles en el Centro Cultural Kirchner y en el que el Frente de Todos había convocado a intendentes, jefes comunales y militantes de esa provincia. Y si bien las expresiones son de hace cinco días, se viralizaron este domingo.

“Para que de una vez y para siempre (Córdoba) sea parte de la Argentina, y no esta necesidad de siempre parecer algo distinto”, fue la otra frase del mandatario que generó repudio de parte de la oposición.

No es la primera vez que Alberto Fernández se refiere en esos términos a los cordobeses. El 9 de septiembre pasado, al participar de modo virtual del acto de cierre de campaña del Frente de Todos para las primarias cordobesas, el Presidente dijo: “Le vamos a demostrar a Córdoba que vale la pena ser parte de la Argentina”.

Como si fuese una provincia escindida del territorio nacional.

La respuesta del radicalismo cordobés

“¿El Presidente dice que Córdoba debe integrarse de una vez por todas al país? Le paso el link de Wikipedia, así no lee tanto y aprende un poco de la Provincia”, le contestó Mario Negri, diputado cordobés de la UCR, a Alberto Fernández a través de Twitter.

Luego, lanzó un pronóstico: “Lo que no vamos a hacer es integrarnos al kirchnerismo. El 14 de noviembre lo va a ver otra vez”.

Otro de los dirigentes radicales que le respondió al titular del Ejecutivo mediante las redes sociales fue Rodrigo de Loredo, candidato a diputado nacional por Córdoba: “Para Alberto Fernández, Córdoba no es parte de la Argentina. A confesión de partes… Presidente, no somos territorio hostil, tenemos en claro el país en el que queremos vivir y no es al que nos están llevando”.

Por su parte, el diputado porteño de Juntos por el Cambio Waldo Wolff fue aún más duro que sus colegas y tildó a Fernández de “fascista” por sus expresiones.

“Presidente, Córdoba es Argentina y usted es un fascista que considera extranjero al que piensa distinto a su línea ideológica. Avergüenza la tradición pluralista de nuestro país”, señaló desde su cuenta de Twitter.

Las declaraciones de Alberto Fernández se suman a la polémica surgida en ese mismo encuentro con dirigentes cordobeses, donde el Presidente aprovechó la ocasión para responderle al gobernador Juan Schiaretti, quien horas antes había disparado: “Nunca vi en ningún lugar que el vicepresidente tenga más poder que el presidente”.

“Los que chocaron el país son los amigos de Juan Schiaretti”, fue la fuerte respuesta del jefe de estado ante esos cuestionamientos.

También podría gustarte