Trump: “Rusia tiene que salir ya de Venezuela”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llamó ayer a Rusia a retirarse de Venezuela, después de que Moscú enviará el fin de semana pasado aviones con personal y equipos militares en “cooperación” con el gobierno de Nicolás Maduro, cuya autoridad Washington desconoce. “Rusia tiene que salir”, afirmó Trump, al recibir en la Casa Blanca a Fabiana Rosales, esposa de Juan Guaidó, reconocido por EE.UU. y más de 50 países como presidente interino de Venezuela. Consultado sobre una eventual acción militar estadounidense, Trump insistió en que “todas las opciones están sobre la mesa” para propiciar la salida de Maduro, una frase que viene repitiendo desde hace meses, pero que esta vez pronunció con gran énfasis.

Poco antes, el vicepresidente Mike Pence, quien también se reunió con Rosales, consideró la llegada de aviones militares rusos a Venezuela una “provocación inoportuna”, y pidió al gobierno de Vladimir Putin dejar de respaldar al “dictador” Maduro. “Pedimos a Rusia hoy que cese todo apoyo al régimen de Maduro”, dijo Pence.

El gobierno ruso confirmó el martes el envío de militares para ampliar la “cooperación” entre Moscú y Caracas, “con pleno respeto a la legalidad”, según declaró la portavoz del Ministerio de Exteriores, Maria Zajarova.

Estados Unidos impulsa la salida de Maduro, cuya reelección considera un fraude, y reconoce como única autoridad legítima a Guaidó, quien en su condición de jefe parlamentario invocó el 23 de enero la Constitución para declararse presidente encargado, con miras a encabezar un gobierno de transición y organizar nuevas elecciones.

En medio de la presión internacional para que Maduro abandone el poder, Rusia y China, principales acreedores de la deuda externa de Venezuela (estimada en 150.000 millones de dólares), se han convertido en los grandes aliados del presidente socialista.

Nueva exigencia de la OEA

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos votó una resolución para “instar a las instituciones públicas de Venezuela, en especial las fuerzas militares y de policía, a que se abstengan de bloquear el ingreso de ayuda humanitaria a Venezuela”. La resolución, impulsada por Colombia y secundada por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Estados Unidos, Guatemala, Panamá, Paraguay y Perú, recibió el voto a favor de 19 de los 35 miembros de la OEA (Cuba pertenece al organismo pero no participa desde 1962); mientras que 5 países votaron en contra, hubo 8 abstenciones y dos delegaciones no participaron.

El embajador de Colombia ante la OEA, Alejandro Ordóñez, pidió la aprobación “inmediata” de la resolución ante el “colapso” del sistema de salud en Venezuela, los flujos migratorios “sin precedentes” y la incapacidad de los venezolanos para acceder a medicamentos y alimentos.

 

También podría gustarte