Tristeza: tucumano tildado de “héroe” resultó ser un estafador

Un insólito hecho tuvo lugar en las redes sociales esta semana cuando se viralizó la historia de un tucumano que intentaba salir adelante vendiendo porta-termos con el dinero del IFE.

Su historia se viralizó en gran parte del país, pero rápidamente los usuarios notaron que el emprendedor tenía un pasado oscuro.

Según información oficial, Daniel Juárez fue separado de Policía de Tucumán a principios del año 2015 luego de haber extorsionado a un turista que estaba en nuestra provincia.

Juárez. quien trabajaba en la división Antecedentes Personales, se había hecho pasar por mujer en las redes sociales para engañar a su víctima y conseguir fotos íntimas. Una vez que se hizo con las imágenes, le exigió dinero al turista a cambio de no difundirlas.

Juárez acordó con el damnificado, un hombre de 30 años, encontrarse en 25 de Mayo y Santiago. La víctima ya había denunciado el caso, por lo que fue acompañado por personal de la División Delitos Telemáticos y Económicos que actuaron de manera encubierta. Después de que se concretara el pago, los policías detuvieron a Juárez y lo separaron del cargo. En agosto de 2015 recuperó la libertad luego de pagar $ 7.000.

Sin embargo las estafas no terminaron allí. Al año siguiente contactó otra víctima por Whatsapp, un joven de 18 años. Según fuentes del caso, en esa ocasión el agente no le habría pedido dinero a la víctima, sino que le habría exigido mantener relaciones sexuales.

Tras el segundo caso se realizó un allanamiento en la casa de Juárez donde se secuestró una gran cantidad de evidencias comprometedoras. Entre otras, se llevaron chips de teléfonos, cámaras filmadoras, computadoras y una importante cantidad de CD’s con carpetas que tenían información de personas que no se habrían animado a realizar denuncia. Este caso aún estaría abierto.