Tras descubrir mensajes con la China Suárez, Wanda Nara le pidió el divorcio a Mauro Icardi

Durante muchos años formaron una de las parejas más sólidas del ambiente futbolístico y del espectáculo. Sin embargo, el vínculo entre Wanda Nara y Mauro Icardi se encuentra en su peor momento. Y luego de descubrir mensajes del futbolista de Paris Saint-Germain con la China Suárez, la empresaria decidió pedirle el divorcio.

Todo comenzó el sábado 16 de octubre cuando la mediática publicó en sus redes un controversial mensaje. “Otra familia más que te cargaste por zorra”, escribió en sus historias de Instagram. Las similitudes entre este mensaje y el que compartió pampita a fines de 2015, cuando salió a la luz el romance entre la China y Benjamín Vicuña, sumado a que Wanda había dejado de seguir en las redes a su marido y a la actriz hicieron que la joven de 29 años, que actualmente está instalada en Madrid, fuera señalada como la principal sospechosa. Y finalmente, la teoría fue confirmada.

Según reveló Yanina Latorre en Los ángeles de la mañana, Suárez e Icardi comenzaron a hablar por mensajes de Telegram a principios de octubre. “Yo tengo que, en un momento, él medio que la limpia a ella, y ella siguió insistiendo. Porque era un histeriqueo, nunca se vieron. La charla la inicia la China Suárez, él la seguía en Instagram, le likeó él una foto, ella le escribe, le dice que está en Europa, le manda su teléfono y él, obviamente, arranca. Y empezaron por Telegram”, explicó la panelista.

Y contó cómo Wanda se enteró de este “histeriqueo” virtual: “Icardi le empieza a preguntar a Wanda ‘Vos estás en algo raro, mostrame tu teléfono’. Y Wanda le dio su teléfono, las claves y a leerle el Instagram, bien tóxico. Y esto es típico de los tipos que se mandan cagadas. Abrió el Instagram de Wanda, empezaron a discutir y ella le preguntó ‘¿Por qué tanta pregunta?, yo estoy todo el día con los pibes’, y le dice ‘dame tu teléfono’. Evidentemente se enloqueció: todo Telegram, le encontró conversaciones con la China Suárez, pidiéndole de verse, rogándole ‘lástima que sea tan conocido, muero por verte’, ‘te quiero ver en un bar los dos solos’. Icardi dice que no tuvieron sexo, y la China dice lo mismo. Hasta ahora no hay sexo comprobado. La China le mandaba fotos de todo lo que hacía, de los videítos grabando la serie, Icardi le mandaba del entrenamiento”.

Además, mostró parte de las conversaciones que Eugenia y Mauro mantuvieron y señaló que el primer mensaje que envió ella fue: “Algún día tenemos que salir vos y yo, en alguna parte del mundo donde no te conozcan, jajaja”. Al enterarse, Nara se enojó tanto que decidió irse en avión privado a Milán y quien la ayudó en su momento más difícil fue nada menos que Maxi López, su exmarido y padre de sus hijos mayores: Valentino, Constantino y Benedicto.

 

“Wanda se enloquece, revolea todo y decide tomarse un avión e irse a Milán. Habla con Maxi, quien vive en Londres y tiene una buena relación con Wanda desde hace algunos años, lo de la cuota está bastante arreglado entre ellos. Se llevan bien y el problema de Maxi con Wanda era Icardi, quien le tiene muchos celos por su inseguridad. Maxi fue a París el sábado, se llevó a los tres chicos, le ofreció llevarse también a las nenas, ella le dijo que no y se tomó un avión a Milán al otro día con su peluquero, y las dos pibas”, relató Yanina, Y agregó: “Icardi no niega nada, y dice que fue ella quien empezó, y que nunca la vio y que solo fue un coqueteo. Icardi, que demostró ser un inmaduro, dejó todo en el celular”.

Por otra parte, hace años que la China era muy amiga de Paula Chaves y Zaira Nara y sus hijos prácticamente se criaron juntos, pero a raíz de su vínculo con Mauro, la actriz fue muy criticada. “La relación de la China se cortó con todas, todas las amigas están súper enojadas. Ella puso en sus historias de Instagram ‘Estoy en la crisis y me dejaron sola’. Obviamente, a estas amigas familieras les niega todo. Paula Chaves le dijo ‘sos un sorete, una basura’, por chat, pero a otros amigos como el peluquero, les cuenta la verdad”, detalló Latorre.

Nara está decidida: no quiere continuar junto a Icardi y de la mano de Ana Rosenfeld espera llevar adelante un divorcio millonario, ya que no solo está casada hace siete años con el rosarino y tienen dos hijas en común -Francesca e Isabella-, sino que es su representante. Pero Mauro no quiere perder todo lo que construyeron juntos, motivo por el que el domingo 17, faltó al entrenamiento del PSG argumentando que tenía problemas familiares y viajó a Milán para reconciliarse con la rubia.

“Feliz día, mamucha”, escribió en sus redes sociales en referencia al Día de la Madre y luego compartió una imagen en la que se lo ve recostado sobre el pecho de su esposa, que daba a entender que estaban reconciliados. Pero lejos de darle la razón, horas más tarde Wanda compartió una imagen de su mano derecha y escribió: “Me gusta más mi mano sin anillo”, dejando en claro que no está en sus planes recomponer su matrimonio.

Por su parte, Ana Rosenfeld viene de vivir unas semanas muy intensas, ya que su marido, Marcelo Frydlewski falleció como consecuencia del Covid-19 en Miami, Estados Unidos, y recién pudieron enterrarlo en el cementerio de La Tablada el pasado viernes 15 de octubre. “A partir del Lunes 25 de octubre me tendrán en actividad. Así es como Marcelo lo desearía . Su luz y su energía me acompañaran todo este nuevo camino”, anunció la letrada, que se ganó el mote de “El terror de los maridos”. Está claro que volverá al ruedo con un trabajo intenso.

 

 

También podría gustarte