Tras 27 años en estado vegetativo, fue abusada y tuvo un bebé: descubren que el violador fue un enfermero

La cruda historia estalló en la prensa internacional hace tres años en Arizona, Estados Unidos. Una mujer de 30 años, que llevaba 27 en coma, había sido violada en una centro médico. El caso se conoció cuando advirtieron que la mujer estaba embarazada.

Ahora, en las últimas semanas, unex enfermero de Arizona se declaró culpable de agredir sexualmente a la mujer incapacitada hace unos tres años en Hacienda HealthCare, un centro de atención a largo plazo en Phoenix donde más tarde la mujer abusada dio a luz .

Nathan Sutherland también se declaró culpable de un cargo de abuso de un adulto vulnerable derivado del trato que dio a la mujer. En la actualidad, la madre de la mujer incapacitada es la tutora legal del niño, según publica Clarín.

El nacimiento sorpresa provocó revisiones por parte de las agencias estatales de Estados Unidos, destacó las preocupaciones por la seguridad para los pacientes que están gravemente discapacitados o incapacitados y provocó las renuncias del director ejecutivo de ese centro médico y uno de los médicos de la víctima.

Trial of man accused of raping incapacitated woman at Hacienda Healthcare  delayed | Hacienda Healthcare Investigation | azfamily.com

Jennifer Liewer, portavoz de la Oficina del Fiscal del Condado de Maricopa, anunció que el rango de sentencia por el cargo de agresión sexual es de entre 5 y 10 años de prisión.

Liewer le dijo a The Arizona Republic que la MCAO aún no podía comentar sobre la declaración de culpabilidad, ya que el caso permanece abierto hasta que Sutherland sea sentenciado. La sentencia está programada para los próximos días.

La víctima vivió en el centro médico Hacienda durante 26 años, hasta el nacimiento del niño. Sus afecciones se derivan de un trastorno cerebral que le provocó deficiencias motoras y cognitivas y pérdida de la visión. También se quedó sin uso funcional de sus extremidades.

Un historia terrible

Cuando era una nena de sólo tres años, fue internada en una clínica de Phoenix, Arizona, Estados Unidos a causa de una lesión cerebral. Esta situación le hizo perder la conciencia para siempre. Desde ese momento, ya pasaron 27 años que esta mujer está postrada en una cama, inconsciente y alimentada en forma artificial.

El 29 de diciembre de 2018 se conoció la noticia de que dio a luz un bebé luego de haber sido abusada mientras estaba en coma. La consternación fue mundial. Su identidad no se reveló por cuestiones legales.

La historia de la mujer violada en estado vegetativo es muy conmovedora. Perteneciente a una tribu nativo americana, San Carlos Apache, su vida transcurrió en el anonimato hasta el escándalo de su embarazo. La historia empieza en 1989, cuando a los tres años de nacer en una comunidad de Arizona entra al hospital.

En 1992 ingresó en el centro Hacienda Health Care y lleva 27 años mantenida con vida en una cama, inconsciente y siendo alimentada de forma artificial. Según los documentos oficiales, la mujer está cuadripléjica, tiene neumonía recurrente y sufre un trastorno convulsivo.

Allí transcurre su niñez, su adolescencia y su juventud, hasta que en 2009, al cumplir los 20 años, un juzgado otorga a su madre su tutela legal. La Justicia ordena realizar exámenes médicos anuales para comprobar la evolución de la joven, según los registros judiciales que la prensa de Estados Unidos reveló en los últimos días.

Estos informes médicos eran enviados al tribunal y a los trabajadores sociales para monitorear su estado de salud. Mientras, su madre, que reside en la reserva indígena de San Carlos Apache, a 215 kilómetros de Phoenix, la visitaba dos veces al mes, según consta en estos expedientes.

Además, los registros revelan que el último examen médico de la paciente se realizó más de ocho meses antes del nacimiento del bebé, lo que según el Sargento de la Policía de Phoenix, Tommy Thompson “dejó a todos sorprendidos en el centro médico”.

Hasta la detención del enfermero en 2019, ningún médico detectó nunca nada raro. Es más, el último análisis anual realizado a la víctima fue el 16 de abril de 2018, es decir, 8 meses y medio antes de dar a luz el 29 de diciembre. El doctor responsable de aquel chequeo no hizo ninguna mención fuera de lo común y recomendó al personal de la clínica continuar “con la atención actual”.

Que este informe se emitiera casi nueve meses antes del parto lleva a plantearse si el médico no se percató de que la paciente había sido forzada, o si los abusos tuvieron lugar justo después de esta revisión, lo que apuntaría a un cierto grado de planificación.

Mientras, la familia de la mujer violada reclamó una vez más que se preserve su intimidad: “La familia obviamente está indignada, traumatizada y conmocionada por el abuso y el abandono de su hija en el centro Hacienda HealthCare. Ellos son conscientes de las persistentes noticias y el interés público del caso de su hija”, dijo John Michaels, el abogado.

Pedro Almodóvar, en su film Hable con ella (2002) relata el caso de la violación de una mujer que sale del coma al momento de dar a luz. La película, inspirada en un hecho real ocurrido en Rumania, le valió un Oscar al director español.

También podría gustarte