Trabajador de Falabella confesó: “yo me iría del país con ellos”

Durante la mañana del lunes, un llamado desconcertó a Juan M (pidió no publicar su apellido). “La sucursal en la que trabajas va a cerrar. Vos podes hacer el retiro voluntario o esperar a ser reubicado”, le dijo una voz desde el otro lado de la línea. Al cortar, leyó los titulares. Todos afirmaban lo mismo: Falabella cerraba cuatro locales y comenzaba la búsqueda de un socio estratégico para su operatoria en Argentina.

Según expresó el comunicado de la empresa chilena, la decisión surgió porque la pandemia aceleró el proceso de digitalización retail. En este sentido, confirmó que se encuentra en un proceso de achique en el país y evaluando opciones de rentabilización para las operaciones de sus filiales.

Por esta razón, y con el objetivo de encontrar sustentabilidad, determinaron cerrar dos Sodimac (ubicados en Villa Tesei y Malvinas Argentinas) y dos Falabella (el del Tortugas Open Mall y uno de CABA). Cada uno cuenta con aproximadamente de 100 empleados.

Tras enterarse de la resolución, Juan – quien trabajó como vendedor durante 13 años en la emblemática sede de Florida 343 – miró su uniforme, y pensó: “Esta vez me tocó a mí”. Es que si bien no se lo esperaba, sabía que esto podía pasar. Sobre todo en el contexto actual donde la crisis económica se intensifica y muchos negocios resuelven cerrar sus puertas.

“Yo no estoy en contra de ninguna decisión. Me duele perder el trabajo, pero también me pongo en el lugar de quien lleva esto adelante. La realidad es que es muy difícil sobrellevar la situación y encontrar a alguien que quiera invertir acá”, señala el vecino de San Martín. Y agrega: “No los juzgo ni me enojo, supongo que es entendible. Por eso digo que yo me iría del país con ellos”.

Desde el momento en el que supo lo que estaba sucediendo, Juan activó su búsqueda laboral y hasta contó su situación en una publicación de Twitter que se volvió viral. “Hay mucha incertidumbre y no me quiero sentar a esperar a que las cosas lleguen. Es duro porque realmente fueron muchos años como vendedor en Falabella. Uno genera un lazo con el lugar. Se siente como si estuvieras perdiendo algo que forma parte de vos”, cuenta.

No obstante, aclara que desde el comienzo de la cuarentena sus tareas se redujeron al mínimo. Además, reveló que a la sucursal asiste menos de la mitad del personal. “Yo no me quejo porque me siguieron pagando la mayor parte de mi sueldo. Se portaron muy bien en este tiempo. Pero entiendo que para ellos resulta insostenible. Charlé con mis compañeros y todavía no sabemos que hacer ante las dos opciones que nos proponen. Quiero conseguir un trabajo cuanto antes, no quiero estar a la espera de lo que sucederá”, relata Juan.

La compañía chilena lleva 30 años funcionando en Argentina y hasta el momento cuenta con 19 locales en total. Diez de ellos dedicados a la venta de insumos y electrodomésticos, y nueve tiendas Sodimac para materiales de construcción y ferretería (una de las más grandes es la ubicada en Vicente López sobre avenida Libertador). Además, entre las sucursales más importantes de Falabella, se encuentra la del shopping Unicenter que lleva seis meses cerrada a causa de la pandemia por el coronavirus.

También podría gustarte