Tiró a su bebé de 11 meses al río y lo mató: fue declarado inimputable

Por estos días, Inglaterra es testigo de la audiencia de un entristecedor caso que ocurrió en septiembre de 2019, cuando un joven padre mató a su bebé de once meses tras lanzarlo a un río.

Este impactante hecho fue presenciado por personas que transitaban por los alrededores del río, quienes alertaron esta situación. Sin embargo, la fuerza de la corriente dificultó las labores de rescate, por lo que el pequeño terminó perdiendo la vida.

El papá fue identificado como Zak Bennett-Eko, un padre de 23 años que no sería condenado por asesinato gracias a una particular razón.

El fiscal Rob Hall aseguró que “no hay duda de que en el momento del accidente, el señor Bennett-Eko padecía una enfermedad mental. Simplemente es culpable de homicidio involuntario, debido a que su responsabilidad se ve disminuida por su padecimiento”.

Según reporta The Sun, el padre sufría esquizofrenia paranoide y su defensa aceptaría los cargos por homicidio voluntario, mientras se está a la espera de la posición del jurado, compuesto por siete mujeres y cinco hombres.

En septiembre de 2019, cuando se dio a conocer este fatal hecho, la madre del bebé publicó un sentido mensaje en sus redes sociales.

A través de Facebook, Emma Blood señaló que “amo a mi pequeño e hice todo por él. No supe que mi hijo estaba muerto hasta que llegué a Urgencia. Nos sentamos con él durante horas, lo abrazamos, lo besamos y luego me fui”.

“Déjame llorar por mi hijo, mi mundo entero y mucho más. Estoy viva, aunque desearía estar muerta”, posteó la joven de 22 años.

También podría gustarte