“Tiene cinco plomos en la cabeza”: Horacio García Belsunce contó cómo se enteró que María Marta había sido asesinada

Horacio García Belsunce recordó en el juicio por el crimen de María Marta cuando le avisaron, tras la autopsia al cuerpo de su hermana, que tenía “cinco plomos en la cabeza” y que en ese mismo momento surgió el nombre del ahora acusado Nicolás Pachelo como sospechoso.

“Recibí un llamado telefónico del jefe de los dos autopsiantes. Me dice: ‘Horacio tengo una noticia horrible para darte, María Marta tenía cinco plomos en la cabeza’”, recordó el testigo sobre aquella comunicación del 2 de diciembre de 2002, más de un mes después de la muerte de su hermana.

“Yo no podía creer lo que estaba escuchando”, dijo Horacio, quien declaró por primera vez como testigo ante los jueces del Tribunal Oral 4 de San Isidro.

El periodista aseguró que en ese momento habló con el entonces fiscal Diego Molina Pico, quien siempre persiguió la hipótesis que el crimen fue perpetuado por la familia de la víctima. “Me dijo y ahora qué hacemos, y yo le dije ‘¿cómo que hacemos?, investigá’. Nos comimos un accidente y María Marta tiene cinco tiros”, recordó sobre el diálogo con Molina Pico.

Sobre Pachelo recordó que María Marta le había dicho semanas antes que creía que ese vecino del country Carmel le había robado su perro Tom, porque “la llamaban” pidiendo rescate. “Fue la primera vez que escuché ese nombre” del vecino.

Tras la autopsia, recordó que surgió nuevamente el nombre de Pachelo, y que se enteró que su abogado era Roberto Ribas, de quien él era amigo. Por eso recordó una charla que tuvo con Ribas, cuando éste le dijo que en el barrio donde habían matado a su hermana él tenía un cliente a quien definió como “malandra”.

En ese encuentro que se produjo tras la autopsia, Belsunce recordó que Ribas le dijo que Pachelo era un “tipo bravo y complicado” y que “le podría haber vaciado el cargador entero porque era capaz”.

Pachelo está acusado de haber matado a María Marta ese 27 de octubre de 2002 cuando lo habría sorprendido a él robando en su casa. Esa es la hipótesis de la acusación que sostiene la fiscalía y la querella que lleva adelante el viudo Carlos Carrascosa.

Hasta ahora declararon policías, vecinos del country El Carmel de Pilar donde vivían la víctima y el acusado, y también algunos amigos o cercanos a la familia de la víctima.

El debate pasa por si Pachelo estuvo aquella tarde en el country como se sospecha, pues su coartada es que estaba haciendo compras en Capital Federal.

En la última jornada, se debatió sobre las características del barrio y el camino que Pachelo habría tomado desde su casa al house del barrio, y donde habría pasado cerca de la casa de la víctima.

También podría gustarte