Tiene 7 años y los compañeros lo encerraron en el baño de la escuela: tras ser abusado, pidió ayuda a la seño pero “le dijo que se callara”

“Mamá me pusieron el pito en la cola”, esas fueron las palabras exactas con la que un niño de siete años, entre lágrimas, le pudo confiar a su mamá lo que “unos chicos más grandes” le habían hecho en el baño de la Escuela de educación Primaria N° 25 “Crucero General Belgrano”, del partido de Berisso, en La Plata, Buenos Aires.

En diálogo con cronica.com.ar, Victoria Pogonsa, mamá del niño de segundo grado que habría sido abusado, detalló que el martes 26 de octubre el menor “regresó llorando de la escuela, diciendo que no queria ir más, porque le habían pegado en los baños”. Según remarcó Victoria, los ataques de los que su hijo era blanco “venían hace un mes”, aunque este nunca le había contado.

Al día siguiente, Victoria habló con su hijo para preguntarle que había pasado exactamente ese día en la escuela. Fue ahí cuando el niño primero le confió a su mamá que “le tocaron la cola”. A los pocos segundos el menor se quebró y le dijo entre lágrimas: “Mamá me pusieron el pito en la cola”. “Ahí lo abracé y empecé a llorar, y no me quiso contar más nada”, expresó la mujer.

De acuerdo a los testimonios recabados la agresión habría ocurrido en horario de clase, cuando el menor pidió ir al baño, a donde se encontró con el niño de sexto grado que lo atacó, quien también le había solicitado a su maestra salir del aula por el mismo motivo.

La situación torna mayor gravedad, ya que tras sufrir el ataque el niño regresó a clase llorando donde acudió a su maestra y le dijo que lo habían lastimado en el baño. Según contó la mamá del niño, cuando su hijo pidió ayuda “la docente le gritó ´Callate´”. “Seño me duele, me bajaron el pantalón”, le habría insistido el niño, a lo que esta le habría contestado: “Callate, te dije que te callaras la boca y que no repitas eso”.

La denuncia se encuentra realizada en la DDI de La Plata. Todos los directivos de la escuela y la docente en cuestión ya fueron separados del cargo.

No obstante, en el marco de la investigación, un niño de sexto grado, que tiene entre 13 y 14 años, ya fue señalado como autor de la agresión, a partir del testimonio de una niña de su curso que escuchó “como le contaba al resto de los compañeros lo que había hecho”. El jueves por la noche la mamá de la nena de sexto grado declaró en la DDI de La Plata y el chico ya fue identificado. Por el momento se desconoce que sanción recaerá sobre él. Asimismo, no se descarta que haya habido más atacantes.

Por su parte, la víctima se encuentra con apoyo psicológico y desde entonces no volvió a clase, un espacio del que “disfrutaba mucho ir, antes que pasara todo esto”, destacó Victoria. En los últimos días solo accedió a recibir a una docente auxiliar que se acerca a su casa a darle clases por unas horas. “Hay días que está asustado, se hace pis encima, se levanta a la madrugada y llora. Pero hay días que está bien y que juega con los hermanitos. Estamos esperando cómo se desarrolla todo para ver cómo hacemos con su escolarización”, cerró Victoria.

También podría gustarte