Sube el salario mínimo: cuánto y cómo afecta a jubilaciones y prestaciones sociales

El pasado martes, distintos gremios y empresas acordaron una nueva suba del Salario Mínimo, Vital y Móvil. El piso de remuneraciones subirá a $29.160 desde los $21.600 actuales. El primer incremento retroactivo será en abril y será del 9%. Además, habrá distintas actualizaciones mensuales en mayo, junio (4% en cada caso), julio (3%), agosto, noviembre y por último en febrero (5% en cada mes), cerrando un 35% de aumento total.

Este acuerdo tendrá un fuerte impacto en las cuentas públicas, ya que el piso de remuneraciones para los empleados registrados es una referencia para distintas prestaciones sociales y para las jubilaciones de aquellos que completaron los 30 años de aportes.

Como quedarán las jubilaciones y prestaciones sociales con el aumento

Las jubilaciones de personas que hayan completado los 30 años de aporte serán beneficiados, ya que sus haberes deberán ser como mínimo equivalentes al 82% del salario mínimo. El haber mínimo es de $22.071 ($20.571 de jubilación sumando un bono de $1.500 en abril y mayo) según el cronograma de aumentos del Gobierno, establecido en febrero pasado.

Como el piso de remuneraciones de abril quedaría en $23.544 por la primera de las siete cuotas de aumento, que es del 9%, el ingreso de los jubilados quedaría por encima del 82%, por lo que no implicaría un incremento en lo inmediato. No obstante, después de la última suba del 5% en febrero del 2022, el piso de haberes para quienes cuenta con los 30 años de aportes debería ser de, por lo menos, $23.900. En ese momento el salario mínimo alcanzará los 29.160 pesos.

El programa Potenciar Trabajo, subordinado al Ministerio de Desarrollo Social, actualizará sus cifras con los mismos porcentajes que el salario mínimo. Actualmente, Potenciar Trabajo otorga 10.800 pesos, el 50% del salario mínimo actual. Con el 9% de aumento en abril, ese monto ascendería a poco más de 11.200 pesos. Hacia febrero de 2022, la suma a cobrar ascendería a 14.580 pesos.

En cuanto a las Becas Progresar, el salario mínimo funciona como tope para la entrega de las beca de estudio. Lo pueden cobrar estudiantes menores de 24 años si su familia gana menos de tres salarios mínimos. Ese tope se moverá en relación a los incrementos mensuales que tendrá el SMVM. Comenzará con un tope de $67.300 aproximadamente, y para febrero de 2022 será de $87.840.

Por último, el seguro de desempleo del Anses, que se paga actualmente entre $6.000 y $10.000, pasará en febrero próximo a ser de 8.100 y 13.500 pesos.

 

También podría gustarte