Su mamá se atragantó con comida, llamó al 911 y la operadora la guió para salvarla

El miércoles al mediodía un complicado llamado al 911 terminó en milagro. Mariana cuida a su madre María Angélica quien padece de Alzheimer. Mientras almorzaban, la mujer de 88 años se atragantó con un pedazo de comida. Con mucha desesperación, su hija llamó primero al 138 de PAMI pero nadie la atendió y luego, al 911.

La operadora que la atendió se llama Paola Molina. En la conversación, la mujer le cuenta que su mamá se ahogó con algo y que no puede respirar. En ese momento, lo primero que hizo la policía fue tranquilizar a Marina. Luego, le explicó paso a paso cómo hacer para que la mujer expulsara lo que había comido y pudiera volver a respirar.

En diálogo con un programa de Córdoba, la hija de la mujer contó: “Son cosas que pasan y que a nosotros nos viene pasando, porque mi madre tiene Alzheimer. Estábamos comiendo el miércoles cerca de las 14 cuando en un momento empezó a toser y a toser y yo no sabía qué hacer”.

La operadora que la atendió se llama Paola Molina. En la conversación, la mujer le cuenta que su mamá se ahogó con algo y que no puede respirar. En ese momento, lo primero que hizo la policía fue tranquilizar a Marina. Luego, le explicó paso a paso cómo hacer para que la mujer expulsara lo que había comido y pudiera volver a respirar.

En diálogo con un programa de Córdoba, la hija de la mujer contó: “Son cosas que pasan y que a nosotros nos viene pasando, porque mi madre tiene Alzheimer. Estábamos comiendo el miércoles cerca de las 14 cuando en un momento empezó a toser y a toser y yo no sabía qué hacer”.

 

También podría gustarte