Su esposa lo dejó y empezó a salir con su hijastro de 20 años: “me enteré cuando los escuché teniendo sexo”

Cuando Alexey Shavyrin (45) se separó de su esposa (con quien había tenido dos hijos) creyó que Marina Balmasheva (35) sería el amor para toda su vida. Se casaron, adoptaron a 5 niños, pero 13 años más tarde se relación terminó en un escándalo mediático que causa polémica en Rusia y el mundo entero, porque la nueva pareja de la mujer es Vladimir Shavyrin, su hijastro de 20.

Este retorcido triangulo amoroso salió a la luz en el programa televisivo ruso “Pryamoy Efir”, donde la mujer -que se volvió famosa en las redes sociales a partir de su impresionante cambio físico- y su ex marido dieron su versión de lo que sucedió entre ellos. El hombre acusó a Marina de infiel y hasta aseguró haberlos escuchado teniendo relaciones sexuales: “No pude conciliar el sueño una noche cuando los escuché teniendo sexo en nuestra casa. Entonces entendí que Marina me estaba engañando con mi hijo. En unos minutos ella solo vino y se acostó a mi lado. No le dije una palabra esa noche”.

Alexey dijo que no supo cómo actuar después de enterarse de la infidelidad de su esposa y esperó semanas antes de confrontarla. En aquella discusión que llevó al final de la pareja ella confesó que nunca estuvo realmente enamorada de él y que jamás sintió la pareja fuera verdaderamente cercana. El despechado hombre ruso, cerró su descargo echándole la culpa a su ex por el final de su anterior matrimonio: “Me hizo lo mismo cuando nos conocimos, ya que estaba casado y tenía dos hijos. Cuando me enamoré de ella me hizo dejar a mi familia por ella”.

Marina, que tiene 405.000 seguidores en Instagram, también tuvo su espacio en el programa televisivo. Allí, afirmó que la depresión que vivía la llevó a tener problemas de sobrepeso. “Todo lo que me interesó durante los últimos años fue la comida. Engordé y quise morir de esa vida”. Luego, insistió en que su nueva relación comenzó cuando se separó oficialmente de Alexey.

Escándalo: influencer rusa se casa con su hijastro de 20 años | Contexto  Tucumán

Ella dice que se siente renovada desde que sale Vladimir, y agrega: “No me siento una mujer mayor, ya no soy esa mujer obligada a hacer cosas las cosas de la casa, etc. Él me hace sentir como una chica joven y feliz. Me hace sentir como una chica joven y feliz”.

Sobre el futuro de la incipiente relación con 15 años de diferencia de edad, Marina destacó: “Sin embargo, entiendo que en algún momento puede conocer a otra mujer más joven y dejarme, pero creo que no. Se convertirá en un hombre valiente”.

La separación no fue nada sencilla para la mujer, ya que los cinco hijos que habían adoptado con Alexey a lo largo de sus 13 años de matrimonio quedaron bajo custodia de su ex marido tras el divorcio. Ya que las autoridades rusas revocaron los derechos parentales de la mujer.

El escándalo tuvo un capítulo más, cuando la instagramer publicó una imagen que causó controversia en la red social de fotos. Balmasheva posteó una foto que retrata un “antes y después” en su vida: a la izquierda de la imagen se puede ver una foto cuando Vladimir era apenas un niño de siete años y estaba a su cuidado, a la derecha, el noviazgo que mantienen las mismas personas 13 años después .

Why I married my stepson – Russian influencer, Marina Balmasheva - The NEWS

En su posteo, la mujer también se refirió al escándalo y dio más detalles de lo que sucedió entre su ex marido y su nueva pareja: “Hay dos versiones: la mía y la que no es mía. ¿En cuál creer? Cada uno puede elegir. ¿Mi versión? Me separé solo porque era hora de irme. Durante varios años viví en un estado de infelicidad. Me di cuenta de que puedo mantenerme por mi misma y a los 35 no quiero renunciar a mí felicidad”.

Se casó con su hijastro, subió fotos de cuando era chico (y lo cuidaba) y  encendió la polémica | La 100

Respecto a su relación con Vladimir señaló: “Nos conocimos cuando tenía siete años. Siempre estaba sonriendo y divertido. No nos comunicamos por mucho tiempo. Luego nos vimos tres veces antes de que cumpliera los 16 y no nos volvimos a ver hasta ahora. Todos olvidan que el tiempo reúne a las personas o las hace no volverse a ver”.

Sobre su futuro, concluyó: “Todavía hay algo sincero entre nosotros. ¿Cuánto durará? Nadie lo sabe…”.

También podría gustarte