Soledad Aquino, la mamá de Micaela y Cande Tinelli, recibió el alta en medio de un escándalo en un centro de atención

Soledad Aquino, exesposa de Marcelo Tinelli, recibió el alta médica del Sanatorio de la Trinidad donde ingresó por una hemorragia digestiva y posteriormente dio positivo en coronavirus. Sin embargo, fue trasladada a un centro de internación para cuidados especiales a la espera de un trasplante de hígado.

Pese a la felicidad del alta, ella y sus hijas protagonizaron un difícil momento al ingresar en la clínica elegida por las jóvenes. Según se conoció, Micaela y Candelaria se sintieron acosadas por el personal del lugar que pretendían tomarse fotografías con ellas, e incluso escucharon comentarios inapropiados que las llevó a cambiar de rumbo e internar a su madre en otro lugar.

“Los trataron re mal y se tuvieron que ir a otro centro”, aseguraron allegados a la familia en diálogo con Gente, sobre la situación vivida en el primer centro de internación.

Soledad Aquino estará internada en un centro de tercer nivel, que se trata de hospitales con alta tecnología y que cuentan con especialización para las afecciones por las que los pacientes han necesitado hospitalización.

La exesposa de Marcelo Tinelli ya se encuentra en la lista de espera por un trasplante hepático y esperará en este centro hasta la aparición del donante. “Va a seguir con el tratamiento de su patología hepática, a la espera del trasplante”, indicaron allegados.

 

También podría gustarte