Sicarios la confundieron con una vecina, la obligaron a bajar de su auto y le dispararon a quemarropa

Una mujer fue baleada por dos hombres en Rosario. Primero pensaron que el ataque había sido en el marco de un intento de robo, pero a los investigadores les llamó la atención que llegaron, le dispararon y se fueron. Sospechan que se equivocaron de víctima.

Todo ocurrió el miércoles al mediodía, en Pérez Bulnes al 5900, y quedó filmado por las cámaras de seguridad de los vecinos de la cuadra donde vive la víctima.

“Esto no fue un robo, fue otra cosa”, dijo uno de los vecinos a la prensa. El hombre había hablado con la mujer minutos antes del ataque, luego de que ella corriera su auto para que él pudiera lavar el suyo con mayor comodidad.

“Le avisé por el portero que ya había terminado y me dijo que estaba ocupada y que en 20 minutos lo guardaba (al coche)”, contó el testigo.

La víctima, de 38 años, resultó herida en su mano derecha, luego de que los dos hombres la interceptaran cuando subía a su Chevrolet Meriva para moverlo unos metros, más cerca de su casa.

Los sicarios la obligaron a bajarse del auto y la acorralaron hasta que ella volvió a subir a la vereda. Luego, a un metro de distancia, uno de ellos saca un arma y le apunta a la víctima.

Las imágenes muestran que la mujer levanta las manos, pidiendo que no le disparara. Pero el sicario no tuvo piedad: efectuó varios disparos y se subió junto a su cómplice a un Chevrolet Corsa que estaba estacionado a unos pocos metros, en el que los esperaba un tercer delincuente.

Según informaron fuentes del caso, los investigadores sospechan que los delincuentes se equivocaron de víctima, que buscaban a otra vecina que vive en esa misma cuadra y tiene vínculos con un hombre detenido por el crimen de un prestamista.

La causa quedó a cargo de la unidad fiscal de Flagrancia, a cargo de Franco Carbone.

También podría gustarte