Seis condenados por el secuestro extorsivo de un hombre en Villa Fiorito: penas de entre 6 y 14 años de prisión

Seis personas fueron condenadas a penas de entre 6 y 14 años de prisión por el secuestro extorsivo de un hombre en la localidad bonaerense de Villa Fiorito ocurrido entre el 17 y el 19 de julio de 2019.

Las condenas fueron dictadas por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°4 de la Ciudad de Buenos Aires, integrado por los jueces Jorge Gorini, Néstor Costabel y Ricardo Basílico, y según informó el Ministerio Público Fiscal de la Nación, los condenados fueron Diego Alonso Rojas Navarro, Alexander Pecho Rosas, Johny Alexander Pérez Urquizo, Emmanuel Yupanqui Peña, Claudio Gastón Palomo y Maximiliano Javier Arias.

Rojas Navarro, Pecho Rosas y Pérez Urquizo fueron condenados a penas de 14 años de prisión como coautores del delito de secuestro extorsivo agravado por la intervención de tres o más personas.

En tanto, a Yupanqui Peña y Palomo el tribunal los condenó a 12 y 10 años de prisión, respectivamente, mientras que a Arias se le impusieron 6 años de prisión, pero en calidad de partícipe necesario.

A Pérez Urquizo también lo condenaron por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, mientras que Yupanqui Peña fue declarado reincidente, en virtud de que contaba con una condena previa.

Además, los magistrados ordenaron el decomiso del vehículo Peugeot 308 y los equipos de telefonía celular, utilizados para cometer el secuestro, y las balanzas incautadas oportunamente.

El fiscal Abel Córdoba había solicitado en su alegato condenas de entre 12 y 14 años de prisión.

Según pudo determinar la investigación, el 17 de julio de 2019, cerca de las 9.30, los acusados secuestraron a la víctima mientras caminaba hacia una estación de servicio desde la casa de su prima, en la calle Juan Domingo Perón al 4.200, en Villa Fiorito.

La víctima fue interceptada al grito de “alto, policía” y se lo obligó a ingresar a la parte trasera de un auto. Uno de los captores vestía un chaleco y una gorra con la leyenda “Policía Federal” y todos portaban armas largas y se desplazaban en un vehículo Peugeot de color negro.

Cerca de las 10, los secuestradores contactaron telefónicamente a la familia de la víctima, les exigieron el pago de 80.000 pesos y la entrega de material estupefaciente, a cambio de su libertad. Luego, volvieron a comunicarse alrededor de las 14, y tras ello, los familiares de la víctima hicieron la denuncia en la Comisaría Vecinal 8C de la Policía de la Ciudad.

Finalmente, durante la madrugada del 19 de julio, el hombre fue liberado en la intersección de Mariano Acosta y Corrales, en el barrio porteño de Villa Soldati, sin que se concretara el pago del rescate.

Si bien la víctima se encontraba en buen estado de salud, presentaba algunas lesiones provocadas durante los días de cautiverio, y relató que tras su liberación pudo ver las caras de ocho personas y que todos eran hombres.

El mismo día en que la víctima recobró su libertad, la Policía detuvo a Palomo, quien, para ocultar su verdadera identidad, se presentó como Joel Agustín Yevaras, junto a Rojas Navarro y Arias. Los hombres fueron interceptados cuando circulaban en un Peugeot 2008, en la intersección de las calles Perito Moreno y Tilcara, en el barrio porteño de Nueva Pompeya.

Dentro del vehículo se encontró una gorra de la Policía de la Ciudad, dos chapas patentes, chaleco antibalas y se secuestró el celular del conductor. Si bien intentaron detener a un Peugeot 308, se dio a la fuga, y luego apareció abandonado en la Villa Zavaleta.

También podría gustarte