Se quitó la vida junto a su hijo de 5 años: le puso piedras en la mochila para que se ahogara con ella

Emma Sillett ató las manos de su hijo de 5 años a las suyas y saltó a un embalse en el distrito de Derbyshire Peak, en Reino Unido.

La mujer sufría de depresión y dejó una nota donde explicó que no quería vivir más y no soportaba la idea de dejar solo a su pequeño.

El día en el que ocurrió la tragedia, la mujer llevó a su hijo a comer una hamburguesa. Quizá antes, durante o después de esa última comida, Emma escribió sus últimas palabras. En ese papel intentó explicar su decisión. Luego se subieron al auto y llevó a Jenson hasta el embalse.

Para garantizar que se ahogara, la mujer llenó de piedras la mochila y los bolsillos del nene y ató sus manos a las de ella. Luego de ser reportados como desaparecidos, la Policía encontró sus cuerpos: la madre y su hijo estaban cara a cara.