Se postergó el aumento de las naftas porque el Gobierno congelo la suba del impuesto a los combustibles

Desde el Gobierno se decidió postergar una parte del aumento del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL), que iba a entrar en vigencia a partir julio.

La intención del Ejecutivo nacional fue evitar un mayor impacto inflacionario, según se indicó la Secretaría de Energía.

Este organismo solo actualizará su valor un 3,9%, cuando el ajuste debería haber sido del 11,8% por litro, tal era la normativa vigente que toma para su actualización la suma de la inflación de los tres meses anteriores.

Por esa reducción “el impuesto pasará de $6,13 a $6,37 por litro de gasoil (debería haber pasado a $6,85), y de $9,94 a $10,33 por litro de nafta (debería haber pasado a $11,11)”.

El impuesto se aplica de forma trimestral y hubiese correspondido imponerlo a inicios de junio, pero el Ministerio de Hacienda decidió en ese momento postergar su implementación por un mes.

También podría gustarte