Se fue la lluvia y viene una ola polar

Una masa de aire polar cubrirá amplias zonas de centro y el noroeste del país a partir del martes próximo, y como anticipo, la mañana del domingo llegó con temperaturas más bajas en el área metropolitana, en coincidencia con el final de la lluvia y la humedad que caracterizaron el inicio del fin de semana.

Un informe emitido por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) advirtió que al menos hasta el viernes 5 de julio, “la región sufrirá una disminución gradual y progresiva, en las temperaturas mínimas y máximas, como consecuencia del ingreso de una masa de aire frío de origen polar que se desplazará, de sur a norte, a través del área de cobertura”.

En la ciudad de Buenos Aires y alrededores, para el martes se espera tiempo ventoso con ráfagas del oeste que podrían llegar a los 50 kilómetros por hora, aunque con una máxima confortable para el invierno, de unos 15 grados.

A partir del miércoles y al menos hasta el viernes, se pronostican mínimas de unos cuatro grados con máximas de apenas entre 10 y 8, con días despejados y vientos del sud y sudoeste.

El clima frío llegará bien al norte, ya que se espera en Posadas, Misiones, una máxima de apenas 10 grados para el viernes.

En tanto, se producirán marcas por debajo del cero grado para mediados de semana en lugares como zonas serranas de Córdoba.