Se agrava el faltante de combustibles en toda la Argentina

La falta de nafta se está sintiendo en Tucumán y casi todo el país. En muchas estaciones se forman largas filas de vehículos a la espera de poder abastecerse de combustible.

“La situación es delicada. Todas las estaciones de servicios están teniendo cupo y restricciones por entregas más acotadas de gasoil, diésel 500 y nafta súper. Con los productos premium no hay problema”, dijo Guillermo Lego, gerente de la Cámara de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (CECHA).

A su vez, el dirigente remarcó a la Agencia NA que “hay un problema de importación con el gasoil y diésel. Debieran estar arribando barcos para abastecer las refinerías pero, al no haber dólares, se está dependiendo que las casas matrices traigan los dólares y los barcos. Allí hay un atraso porque no llegan en el momento y forma en que se necesitan”.

Además, detalló que “días atrás hubo un aumento en el canal mayorista del 25% y entonces los transportistas están buscando abastecerse en las estaciones de servicio donde hay Precios Justos y esto seca rápidamente la plaza”.
“Es una época en la que aumenta la demanda del sector agropecuario y, al haber aumentado el precio mayorista, la brecha se amplió y entonces todos buscan las estaciones de servicio”, explicó.

 

Asimismo, Guillermo Lego reconoció el valor de los incentivos del Gobierno nacional y de la iniciativa de YPF, pero consideró que “estas medidas no resultan suficientes para encauzar un mercado, que cada vez presenta un insostenible estrés operativo”.
“Por las distorsiones del mercado, y ante la existencia de precios dispares, se produce un efecto derrame de la demanda de unas estaciones a otras de distinta bandera, llevándonos a un quiebre de stock de esos productos”, añadió.

Finalmente, pidió “que se bajen las cargas impositivas de los combustibles; se alienten mejores condiciones para la importación y se adopten medidas de urgencia para resolver el problema que conlleva retrasar artificialmente un sendero de precios de los combustibles”.

El congelamiento en las naftas y el gasoil que Sergio Massa acordó con las petroleras hasta el 31 de octubre quedó en segundo plano por los aumentos discrecionales de hasta 5% que se registraron en estaciones de servicio del interior del país. Al mismo tiempo, se propagó un pedido de los transportistas por falta de abastecimiento de gasoil, que según la Fadeeac, ya se siente en al menos 10 provincias.

Los ajustes en los surtidores los aplicaron los principales competidores de YPF en Misiones, Santa Fe, Entre Ríos, Tucumán, Mendoza y Jujuy. Primero fue un 2,5% y luego otro porcentaje similar en los últimos días. En el AMBA las pizarras por ahora no se tocan. Desde que entró en vigencia el congelamiento de precios luego de las PASO -después de una suba del 18% acumulada en la primera quincena de agosto-, los estacioneros y petroleros venían advirtiendo la situación límite que atraviesan, producto de la elevada inflación y la caída en los ingresos y la rentabilidad del negocio.

Desde el lado de la oferta abogan por un descongelamiento, pero en Economía buscan extender la medida hasta la asunción del próximo gobierno en diciembre, con la implementación con el nuevo Dólar Vaca Muerta. Aunque todavía no hay un diálogo formal abierto con autoridades del Ministerio, sobre este desfasaje se conversa en charlas informales. Fadeeac envió cartas a la Secretaría de Energía y al Ministerio de Transporte. Todo comenzó cuando el dólar blue se disparó hasta llegar por encima de los $800 y la inflación acumulada trepó a 124% anualizada. En el sector no descartan que las próximas semanas vuelvan a aplicarse aumentos selectivos si persiste la suba del dólar paralelo y la remarcación de precios en varios rubros.

En este marco, decenas de estaciones de servicio comenzaron a limitar las ventas por la falta de gasoil grado 2, lo que derivó en una afectación de la actividad de las empresas de transporte de cargas. “Mientras que en agosto el incremento en estaciones de servicio promedió 18%, el aumento en el canal mayorista fue de 35%. Como consecuencia, se produjo un desvío natural en la modalidad de repostaje, aumentos injustificados y hasta la implementación de cupos”, alertó la cámara de transportistas, que reúne a 44 entidades y 4.500 empresas, equivalentes al 80% del transporte y la logística total del país.
También podría gustarte