Santiago Siciliano, el agente de tránsito atropellado por Eugenio Veppo pidió “una condena justa”

Santiago Siciliano, el agente de tránsito que fue atropellado y herido en el barrio porteño de Palermo por el periodista Eugenio Veppo, pidió este domingo una “condena justa” y “proporcional al daño que hizo”. Este martes se cumple un año del fatídico accidente que terminó con la vida de Cinthia Choque.

“Tiene que tener una condena justa, proporcional al daño que hizo, que fue dejar una persona muerta, a dos nenas sin su mamá y a un marido viudo, además de dejarme a mí con una discapacidad de por vida”, dijo Siciliano de 31 años al referirse al periodista Veppo, quien se encuentra detenido a la espera del juicio oral.

A casi un año del trágico episodio Siciliano aseguró que “no recuerda nada” de la noche del 8 de septiembre de 2019, cuando Veppo lo embistió a bordo de su Volkswagen Passat en la esquina de la avenida Figueroa Alcorta y Tagle, mientras circulaba a unos 130 kilómetros de velocidad y sobrepasando a otros vehículos, según la pesquisa.

“Tuve un shock traumático, no recuerdo nada del accidente. Menos mal, porque no quisiera ver a Cinthia muerta al lado mío”, se lamentó Siciliano. Además, contó que se enteró de la muerte de su compañera “casi un mes después”. “Me vino a visitar Christian, su marido. Me dolió mucho por las hijas, que perdieron a su mamá, y él, a su compañera”, expresó.

Tras ser embestido, Siciliano estuvo once días en coma y fue sometido a tres operaciones en las dos rodillas y el tobillo de la pierna derecha. Aún así hoy padece las secuelas físicas del accidente. “Me tengo que operar de los ligamentos de la rodilla izquierda, porque si no me puedo dañar los meniscos. Además, tengo una placa que me recubre el cráneo que me generó un estrés postraumático“, aseguró.

Siciliano recordó que antes del episodio “hacía boxeo y corría” y que ahora no puede hacer “ninguna actividad de impacto”. Durante el tiempo que permaneció internado, el agente estuvo acompañado por su pareja, Rocío, quien aseguró que Santiago es “obsesivo” en todo lo que hace y que gracias a su “talento” y “fuerza de voluntad” avanza e, incluso, la motiva a ella para levantarse y entrenar con él.