Salvavidas de los JJOO se defendió de burlas por su trabajo: “Es un error pensar que somos inútiles”

Cada vez que se desarrollan unos nuevos Juegos Olímpicos salen a la luz distintos trabajos que están detrás de cada una de las competencias y que tienen un rol desconocido para los televidentes y el público asistente a los eventos. Uno de esos trabajadores son los salvavidas voluntarios en las piscinas olímpicas.

Y ese rol ha estado presente en Tokio 2020, pero fue en los JJOO de Río 2016 en donde los salvavidas se hicieron famosos en internet luego de algunos memes que hicieron los usuarios con respecto a su trabajo.

Una de esas imágenes tenía el siguiente mensaje: “Si te sientes inútil hoy, recuerda que alguien está trabajando como salvavidas en los Juegos Olímpicos“.

Es común pensar que un salvavidas no tendría tanto trabajo en una piscina en donde los nadadores más talentosos del mundo compiten por una medalla, ya que es poco probable que uno de ellos se ahogue. Pero siempre existen una pequeña posibilidad de que ocurra una emergencia.

James Meyers, uno de los salvavidas que ha estado presente en Tokio, salió en defensa del gremio para dejar en claro que su presencia ahí es más que importante. Este hombre ha sido salvavidas durante 26 años en Nebraska, Estados Unidos, según él mismo relató en un artículo publicado por Business Insider.

En su relato aclaró que “es un error pensar que somos inútiles. Desafortunadamente la gente se lastima, así que tenemos un papel. De las cuatro pruebas olímpicas en las que he sido salvavidas, este año fue el primero que no tuvimos que meternos en el agua“.

Además, el salvavidas dijo que la presencia de ellos en la piscina era muy importante, ya que “no solo debemos cuidar a los atletas. A menudo, tienes grupos externos que usan la piscina entre las preliminares de las pruebas y las finales. Somos salvavidas no solo para los atletas, sino también para esos eventos“.

A veces pueden surgir emergencias, como la lesión de algún nadador o algún problema de salud que no le permita salir del agua. “Es más probable que eso suceda en las pruebas olímpicas. Esto es diferente a una piscina pública, donde los socorristas están capacitados para responder a los ahogamientos“, explicó James.

James ha sido testigo de algunos problemas que han sufrido atletas en pruebas preolímpicas. Contó que en 2012 “un tipo sufrió un paro cardíaco mientras nadaba. Afortunadamente, sobrevivió, pero puedes ver por qué nos necesitan“.

Finalmente, el salvavidas hizo un llamado a que se respetara el rol que cumplen en cada una de las competencias. “Esperamos no tener un papel, pero lo tenemos. Cuando se nos pide, tenemos que estar preparados para ello. No podemos sentarnos desinteresados ??como la chica del meme“, cerró James.

También podría gustarte