Salta está conmocionada por el crimen de una joven cuyo cuerpo desnudo y maniatado apareció en un basural

El horror se apoderó en la mañana del viernes de los habitantes de los barrios salteños colindantes con el vertedero San Javier, lugar desde donde una mujer de 51 años comunicó al 911 que por terceras personas sabía de la existencia del cuerpo sin vida de una joven.

La noticia inmediatamente se viralizó y muchas personas presenciaron el macabro hallazgo y de ellas trascendió que la mujer se encontraba semidesnuda, amordazada su boca, atada de manos y con signos de haber sido descartada en el lugar, un lugar adonde se llega por una calle polvorienta que conduce al ingreso del vertedero, que de noche está cerrado por una tranca y no se puede ingresar por el camino hacia él.

Según las primeras informaciones sobre el hecho, un grupo de tres hombres fueron los que hallaron el cuerpo y quienes le pidieron a una vecina que alertara a la policía.

Se dijo que estas personas estaban de regreso de su labor de chatarreo, que comienza muy temprano cuando los camiones llegan y vierten los residuos en las trincheras, de donde se extraen latas, cartón, botellas y material reciclable que la juventud y algunas personas en pobreza extrema utilizan como fuente de ingresos.

De las versiones que se pudieron recoger, se sabe que varias personas vieron a la mujer atada, desnuda amordazada y, aparentemente, sin vida, pero también se hizo mención a un tercero quien estaba herido, a unos pocos pasos del cuerpo, pero el dato fue descartado.
Minutos más tarde, los mismos testigos acompañaron al personal policial adonde se encontraba la mujer, cuyo cuerpo, allí descartado, es en sí un mensaje de características inconfesables.

Los policías inmediatamente comenzaron con las tareas de preservación del lugar y solicitaron la presencia de los investigadores del CIF y de las autoridades judiciales respectivas.

Al lugar llegó toda la cúpula policial (por la gravedad del asunto), con el jefe de Policía a la cabeza. Los investigadores dieron con los testigos quienes llevaron a los policía al lugar exacto del hallazgo, frente a la planta depuradora de líquidos cloacales.
El cuadro era verdaderamente espeluznante: amordazada, atada por las manos, desnuda de la cintura para abajo en un lugar de descarte, solo transitado por los chatarreros dejó perplejos y sin opinión a todos los presentes.

 

Una fuente dijo que por alguna razón la policía solicitó la presencia de personal médico, aún cuando desde el inicio de las actuaciones se hablaba de un cuerpo sin vida.
La mujer permanecía como no identificada hasta el cierre de la jornada, y se le realizaron ese mismo día los estudios forenses de rigor.

El hallazgo volvió a conmocionar a los habitantes de Salta capital. No es la primera vez que suceden crímenes de mujeres como este. Hay muchos antecedentes, entre ellos el más cercano en el tiempo es el de la mujer hallada sobre la ruta 21 en junio del 2022, que también estaba desnuda y con evidentes signos de violencia. Esa mujer había sido plantada en el lugar y, pese al silencio oficial, a las pocas horas familiares de la misma aseguraron que fue víctima del narcotráfico en esta capital.

Un poco antes, una jovencita de solo 19 años fue descartada en un baldío cercano al barrio Solidaridad, también en el este de esta capital, cuyo crimen nunca fue esclarecido.

Lo acontecido ayer al mediodía volvió a recordar muchos otros crímenes o muertes dudosas que quedaron en el olvido sin que los culpables hayan sido descubiertos.

Por lo que se encontró en el solitario camino que lleva al vertedero el caso parece ser mucho más complejo que un delito sexual o femicidio.

Quizás en las próximas horas cuando se logre identificar el cuerpo y alguna verdad pueda vislumbrarse dentro de un panorama escalofriante, tal como se planteó en la zona más pobre de la ciudad en la mañana del viernes.

También podría gustarte