Relato cruel de la dictadura peronista: “Me agarraron del pelo y me arrastraron” dijo una detenida ilegal

La violencia de la Policía que comanda el gobernador de Formosa Gildo Insfrán quedó de manifiesto el viernes con una represión brutal a los ciudadanos que salieron a las calles para repudiar el regreso a fase 1 en la capital luego de un rebrote de casos de coronavirus.

Julieta González, periodista de Radio Parque, lo vivió en carne propia. Fue una de las personas detenidas en medio de las movilizaciones. Su caso despertó el rechazo de FOPEA, ADEPA y Fundación Led.

“Estaba cubriendo la marcha cuando veo que 15 policías habían acorralado a dos chicos que creía que eran menores de edad. Empiezo a sacarles fotos y a gritar que cesaran con esa actitud porque les estaban pegando patadas en la cabeza cuando ya habían sido doblegados”, contó la profesional.

En ese momento, un efectivo le pidió que se retirara porque sino iban a tener la misma actitud violenta con ella. “Le saco una foto a ese policía y de golpe siento un tirón de atrás, era un comisario que me saca y le ordena a una mujer policía que me detenga; esas mujeres me tomaron del pelo y me arrastraron contra la pared”, recordó González en diálogo con Marcelo Longobardi en radio Mitre.

La mujer intentó identificarse en varias oportunidades. Les dijo que era periodista. Es más, un comisario que estaba en la zona la reconoció porque había sido entrevistado por ella. Sin embargo, fue detenida y trasladada a una comisaría ubicada a varios kilómetros de la zona del conflicto.

El viaje fue dramático. Julieta quería saber a dónde la llevaban y nadie le daba respuesta, hasta que en un momento pudo tomar su teléfono celular y empezar a transmitir en vivo en sus redes sociales, lo que motivó a los oficiales a deponer en parte su actitud.

Ya en la seccional, el subcomisario intentó secuestrar las pertenencias de la comunicadora. No era un procedimiento de rutina: lo que querían era tomar su teléfono celular y su cámara para borrar el material que había registrado durante la cruenta represión del viernes.

González, también abogada, apeló su conocimiento de leyes y a su fortaleza interna para evitar el secuestro de sus pertenencias. Finalmente, llegó su abogada y pudo entregarle sus cosas. Finalmente, estuvo detenida e incomunicada durante siete horas hasta que recuperó la libertad.

El viernes se registró el primero de tres días consecutivos de protestas en Formosa contra la decisión de volver a cerrar la capital en el marco de la pandemia de coronavirus. En su mayoría son comerciantes que no están dispuestos a volver a cerrar las persianas de sus locales. De hecho, durante el fin de semana la mayoría de ellos resistió la decisión y continuó trabajando con normalidad.

Ayer hubo más de cinco mil personas en las calles y varios dirigentes de la oposición llegaron a la provincia para participar de la protesta y velar por el respeto de los derechos humanos, otro de los puntos cuestionados de la gestión de la pandemia en la provincia de Insfrán.

El gobernador llegó este lunes a Buenos Aires para reunirse con el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, quien este fin de semana reconoció estar preocupado por la violencia institucional en Formosa.

 

También podría gustarte