Qué esperan analistas internacionales sobre inflación, dólar y consumo en la Argentina para 2023

La economía argentina casi no crecerá el año próximo mientras que el consumo se verá afectado por una inflación que rondará otra vez el 100%, según el informe de medio centenar de bancos y consultoras incluido en el Latin Focus Consensus Forecast.

Para el año que estará marcado por la agenda de las elecciones presidenciales, los analistas actualizaron sus proyecciones.

Se espera que en 2023 el crecimiento casi se detenga y el consumo privado se vea debilitado por la inflación y las altas tasas de interés, mientras que el crecimiento de las exportaciones será limitado por un contexto económico mundial más débil.

La inflación continuará siendo una de las principales preocupaciones: se espera que alcance el 95,5% para finales del 2023, un nivel apenas por debajo de este año.

“Se proyecta que la inflación promediará considerablemente más alta en 2023 que este año, impulsada por un peso decreciente y el financiamiento monetario del déficit fiscal. Los precios volátiles de la energía y un endurecimiento monetario más agresivo son factores clave a tener en cuenta”, señaló el informe.

Las proyecciones de inflación varían en forma considerable: los pronósticos más positivos fueron de MAPFRE Economics (54,2%), JPMorgan (57,2%) y Credit Suisse (60,1%). En cambio, desde EcoGo esperan una inflación del 135,1%, desde Empiria Consultores un 125,6%, y en C&T Asesores, 125,4%. El Gobierno estima un costo de vida del 60%.

Por la inflación, que deteriora el poder adquisitivo de salarios y ahorros, además de condicionar las perspectivas sobre la situación económica a futuro, los economistas prevén que el consumo privado disminuya un 0,4% en 2023.

“La demanda interna se verá afectada por un entorno empresarial incierto antes de las elecciones generales de octubre del año entrante”, advierte el informe.

A eso se le agregan las proyecciones de que el mundo va hacia una recesión, factor que limitaría el crecimiento de las exportaciones.

Y si se suman, también, los “elevados riesgos” del pago de la deuda, las perspectivas se empañan todavía más. En ese contexto, se espera que la economía crezca un 0,2% en 2023, mismo valor que la encuesta pasada.

Luego del alza de casi el 5% proyectado para este año, los economistas proyectan un escenario de estanflación el año que viene.

La evolución del tipo de cambio oficial mayorista será otro de los indicadores a tener en cuenta.

“El peso debería depreciarse aún más el próximo año, lastrado por la continua impresión de dinero y la elevada inflación”, indicaron desde LatinFocus.

Así, proyectan que el dólar mayorista terminaría 2023 en $338,3. Actualmente, cotiza a $169,90, lo cual implica una suba del 99%.

También podría gustarte