Qué es el boleto digital inmobiliario

El presidente Mauricio Macri anunció este lunes por la mañana el lanzamiento del boleto digital inmobiliario registrable. Esta herramienta, en líneas generales, forma parte de una serie de iniciativas, en medio de la crisis habitacional que atraviesa nuestro país, orientadas a que las familias puedan acceder a la vivienda propia, a través de la potenciación del sector y de un mejor acceso al crédito.

El principal objetivo es agilizar la elaboración de la documentación para la compra y venta de propiedades y facilitar el acceso a financiamientos y créditos hipotecarios para viviendas desde el momento en que empieza a construirse, es decir, desde el pozo. Además, reducirá intermediaciones y bajará los costos.

Para entender esto hay que partir de que hoy sólo se puede sacar un crédito hipotecario contra una vivienda escriturada en el Registro de la Propiedad Inmueble, que es el bien afectado. La opción de comprar las viviendas llamadas “desde el pozo”, aquellas que aún no están finalizadas, queda restringida para las personas que cuentan con gran parte del dinero, porque en general se paga el boleto y luego pocas cuotas hasta la escrituración.

Con el boleto presentado hoy por Macri se podrá tomar un préstamo similar a los hipotecarios y financiar el resto, ya que podrá usarse como instrumento de garantía. Para ello, el comprador deberá tener pago al menos el 25% del valor de la unidad, lo que equivale a una menor barrera de ingreso a la vivienda.

La plataforma operará en el Registro de la Propiedad Inmueble porteño, donde el desarrollador y el comprador en pozo podrán registrar electrónicamente el boleto de compraventa. Como requisitos, las partes deberán tener firma digital o hacerlo a través de “un escribano público, que deberá presentar el boleto a través de la Plataforma de Trámites a Distancia (TAD) con su firma digital.

El desarrollador por su parte deberá presentar la documentación municipal de aprobación de la obra y un croquis hecho por un agrimensor que identifique todas las unidades del proyecto y deberá tener además un seguro de caución que resguarde al comprador (hasta una determinada suma) ante cualquier incumplimiento en la obra.

En primera instancia, el boleto estará disponible sólo en la ciudad de Buenos Aires, aunque la idea es que sea adoptado por otras provincias.

De acuerdo a la Cámara Inmobiliaria Argentina, los créditos serán similares a los hipotecarios tradicionales y ya se entablaron conversaciones con dos bancos privados y las entidades públicas que lo ofrecería.

También podría gustarte