Qué es de la vida de Alberto Fernández de Rosa, el querido Saverio de Chiquititas

A los 77 años, Alberto Fernández de Rosa participó en muchísimas producciones televisivas como Mesa de noticias, Grande Pá!, Chiquititas y Violeta, también brilló en cine y en teatro. Con más de 60 años de trayectoria, el artista quiere volver con Edipo Rey en el Teatro Cervantes, que hacía antes de la pandemia , y estrenar la película Máquina para ver el alma. Además, es concejal escolar y director de un centro agrario en Ingeniero Maschwitz, donde vive desde hace treinta años.

En una entrevista a La Nación, contó que quería ser actor desde los 11 años. Luego de su actuación para tiras infantiles, contó que llevó a su nieta a las clases de circo y se le acercaron sus compañeritas que lo reconocieron porque ven Chiquititas por Internet. “Es una experiencia muy particular”, relató.

Durante la dictadura militar, Fernández de Rosa tuvo que exiliarse a España. “Estaba prohibido y no podía trabajar. El extrañamiento es horrible: una cosa es irse por decisión propia y otra, obligado. La experiencia del exilio es tremenda”, confesó y continuó: “Cuando volví seguía prohibido pero hice un espectáculo para chicos en Mar del Plata, fuera del circuito oficial. La prohibición se levantó en la época de la Guerra de Malvinas porque los militares especulaban con tener un rédito político grande y necesitaban una conciliación, que no hubiera listas negras”.

En cuanto a su militancia, contó que siempre fue peronista. “Me crié en una casa en la que mi padre era socialista democrático, no era tremendista, era docente, de razonar, de hablar. Y mi madre era antiperonista pero respetaba mucho la figura de Evita, y era muy conciliadora y muy cristiana. Era un hogar anti peronista pero no gorila”, relató.

Además, trabajó como director General del Centro Cultural San Martín, jefe del Departamento de Arte de la Universidad de Buenos Aires, y Subsecretario de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires. También fue candidato a Senador por el Frente para la Victoria y actualmente es concejero escolar y desde hace diez años, Director de un Centro de Educación Agraria, una institución del Estado Provincial que da cursos con certificación del Ministerio de Educación y salida laboral.

Tiene tres hijos: Valentina, del primer matrimonio con Cristina Banegas, quien le dio dos nietos, Martín y Sofía. Y de su último matrimonio con Marta López Pardo, tienen dos hijos: Francisco y Guadalupe, que también tiene dos nietos, Tomás y Rita.

También podría gustarte