Procesaron al psiquiatra del hombre que mató a un policía a metros del MALBA

Según consignó Clarín, al hombre – que estaba a cargo del recetarle medicación y del tratamiento de Rodrigo Roza, de 51 años- lo acusan de “abandono de persona” y de “homicidio culposo” del efectivo Juan Roldán, quien falleció tras el ataque.

El hecho ocurrió el pasado 28 de septiembre en la Avenida Figueroa Alcorta al 3300 cuando el agresor intimidaba a los transeúntes armado con un cuchillo. Según los primeros relatos de testigos, el efectivo de la Federal intentó reducirlo y en el forcejeo, el sujeto logró clavarle el cuchillo a la altura del corazón evitando el chaleco antibalas, por lo que murió poco después cuando era atendido de urgencia en la clínica Mater Dei.

Pese a las graves heridas sufridas las puñaladas, el policía logró accionar su arma reglamentaria, con la que efectuó varios disparos e hirió de bala al agresor, quien falleció al día siguiente en el Hospital Fernández.

De acuerdo al relato de testigos en el lugar en ese momento, Roza se había apersonado primero a las puertas del Cuerpo de Policía Montada de la Federal, ubicado en las cercanías sobre la calle Cavia y donde Roldán actuaba como oficial de guardia. “A ver quién quiere morir ahora”, le escucharon gritar, en aparente inestabilidad emocional y psíquica.

Según se supo tras lo sucedido, el hombre tenía un cuadro de esquizofrenia, y su salud mental se había perjudicado tras los meses de aislamiento obligatorio por la pandemia. El hombre estaba siendo tratado con clozapina, una droga que se usa para el tratamiento de la esquizofrenia severa. Sin embargo, no era el único medicamento que consumía: en un allanamiento en su habitación encontraron blisters de Alprazolam y Zolpidem, una medicación para tratar el insomnio y los ataques de pánico.

También podría gustarte