Por qué en Navidad hay más embarazos que de costumbre

Probablemente, entre tus amigos tengas varios que cumplen años entre finales de agosto y septiembre. Muchos de ellos fueron concebidos en la época de Navidad, momento en el que estadísticamente se producen más embarazos que en el resto del año en todo el mundo.

Hay varias razones que se relacionan con el hecho de que aumente la frecuencia de las relaciones íntimas. Una de ellas es la alegría e ilusión por las fiestas, que genera una reducción de estrés y una segregación de oxitocina, también conocida como la hormona del amor.

Esta hormona contrarresta el efecto del cortisol en el cuerpo, que es la hormona del estrés, y hace que uno esté de mejor ánimo y aumente el apetito sexual.

En las fiestas de fin de año hay varios días libres, por lo que uno dispone de más tiempo para descansar y disfrutar de otras actividades. Al estar más descansado, uno tiene más energía que puede emplear para dar rienda suelta a la pasión.

Además, el principio del verano es una época ideal para las relaciones sexuales. El aumento de temperatura sin llegar a ser extrema, más horas de sol y la cercanía de las vacaciones también hace que uno esté más activo, relajado y con mejor ánimo.

Un estudio realizado por Cindy Hazan de la Universidad de Cornell, y Helen Fisher, de la Universidad de Rutgers, comprobó que en los días largos aumenta la producción de testosterona en el cuerpo, principal hormona del amor y el deseo sexual. Con el buen tiempo también se incrementa la serotonina, un neurotransmisor que hace que las personas se sientan animadas de día, por eso se la llama “hormona de la felicidad”.

Todo ese conjunto de circunstancias hace que para estas fechas los embarazos se incrementen de forma significativa, así que si ser padre no entra en tus planes, al menos por ahora lo mejor es que tomes los recaudos necesarios.

También podría gustarte