Por primera vez se realizó en el país una procesión religiosa aérea

El sacerdote de la parroquia Inmaculada Concepción de María de Maquinista Savio, localidad de la zona norte del Gran Buenos Aires, Hugo Lovatto, sobrevoló la ciudad con el Santísimo Sacramento en la primera procesión eucarística aérea en el país.

La avioneta biplaza partió el domingo del aeródromo de Escobar para llevar la bendición a los fieles que desde sus casas presenciaron el paso de Jesús Eucaristía.

La iniciativa nació por la imposibilidad de realizar una procesión con fieles por la pandemia de Covid-19.

La aeronave sobrevoló los lugares cercanos a la parroquia Inmaculada Concepción de María, la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús de Maschwitz y el Convento de las Hermanas de Mater Dei.

Además, señaló que la avioneta también sobrevoló la Clínica Municipal Néstor Kirchner para dar la bendición a los pacientes y personal de salud.

El Padre Lovatto resaltó que la iniciativa nació como una manera de llevar a Jesús a los fieles que sufren las consecuencias de la pandemia y señaló que “hoy necesitamos la vida, la vida de Jesús, que nos alimenta, que nos fortalece, que nos sana”.

“Hay una gran sed y hambre de Jesús. Nosotros, en este momento en Argentina tenemos muchos que han fallecido, familiares y amigos, todos tenemos algún conocido, entonces hay una necesidad de consuelo, de fortaleza, que sabemos solo viene de Jesucristo”, agregó.

Para alquilar la avioneta se hizo una colecta entre los fieles y se logró conseguir los permisos de vuelo.

Lovatto indicó que fue hermoso ver las “manifestaciones de fe y de amor a Jesús” de los fieles, que por redes sociales compartían fotos de ellos esperando sobre sus terrazas o azoteas con “banderitas, blancas y amarillas, globos”.

Hubo “gente que contaba que se puso a llorar cuando sabía que Jesús estaba pasando sobre su casa o su barrio”, añadió.

También podría gustarte