“Por favor, tengo frío”: rescataron a ocho hermanitos que eran maniatados y maltratados por su mamá

Una mujer, de 40 años y madre de ocho hijos menores de edad, se ausentaba durante casi todo el día de su casa en la localidad bonaerense de Villa Celina y de noche, cuando volvía y los chicos le pedían comida, los ataba y los castigaba. Los lamentos estremecedores de las víctimas fueron grabados por los vecinos y esta mañana los rescató la policía.

Los hermanos, de 5, 8, 10, 12, 14, 15 y 17 años, se encontraban en un estado total de abandono en la vivienda ubicada en el Pasaje Escobar al 600 del Barrio Sarmiento. Pero aunque el drama en el que vivían era algo habitual, recién en las últimas horas un hombre que vive en una casa lindera pudo captar con su celular la prueba que respaldó su denuncia.

“Mami, por favor, tengo frío. Por favor, te pido perdón, no voy a hacer más nada. No seas así, dale”, se escucha implorar llorando en ese video a un chico de unos 8 años, sentado con los pies y las manos atados con cuerdas. La filmación no llega al minuto, pero es dolorosamente contundente.

La denuncia, seguida por un fuerte impacto en las redes sociales después de que otros vecinos viralizaran también publicaciones del caso, llevaron a los efectivos de la comisaría 7ma. de Villa Celina al domicilio señalado para constatar la acusación. La escena con la que se encontraron en ese lugar ya no dejó lugar a dudas.

Según indicó una fuente cercana a la causa a Télam, cuando los oficiales entraron a la casa los menores aseguraron que su madre se había retirado del hogar para, supuestamente, ir a trabajar. Unos minutos después, todos ellos fueron asistidos y trasladados a un hogar transitorio a cargo del Servicio Local de Niñes y Adolescente La Matanza.

Según trascendió, uno de los chicos padece además un retraso madurativo y era el que solía recibir más castigos. La mujer fue identificada como Karina Acuña, de 40 años, y trasladada a la comisaría de la zona, en donde el fiscal la imputó por el delito de “abandono de persona” y después la liberó.

Otro caso impactante

Un caso similar conmovió a los vecinos de la ciudad de La Plata los últimos días de septiembre, cuando rescataron a tres hermanos de 2, 3 y 6 años que estaban “solos y en malas condiciones de higiene y alimentación”.

Cuando la madre se hizo presente en el lugar, negó las acusaciones y aseguró que solo había salido de su casa para ir a trabajar. “Yo lo único que quiero es recuperar a mis hijos, porque yo no voy a permitir que se queden ahí. Yo quiero tenerlos conmigo, y no voy a permitir que mis hijos se queden en esos lugares”, sostuvo en El Noti 13, indignada por las “mentiras” de los vecinos.

También podría gustarte