Plantean subir a $21 el viaje en subte desde mayo

La empresa Subterráneos de Buenos Aires pidió una “actualización de la tarifa” por lo cual planteó que el boleto del subte se incremente en un 27%. El pasaje pasaría a costar $19 en abril y $21 en mayo. Los metrodelegados, partícipes de la audiencia pública, le dijeron “No al tarifazo” en las líneas. La Defensoría del Pueblo y el Observatorio del Derecho a la Ciudad también mostraron rechazo.

En diálogo con Crónica, desde Sbase aseguraron que “los criterios que se aplican en el cálculo de la tarifa técnica apuntan a mantener el servicio subte operativo en el largo plazo, en condiciones de calidad, seguridad y eficiencia, y a permitir tanto la puesta en valor de las líneas existentes como el mantenimiento de la infraestructura”. Esas palabras, llevadas a números, significan un 27% de aumento de manera escalonada.

En el Centro Cultural Adán Buenosayres, se desarrolló este audiencia pública para aumentar el boleto de Subte a $19 desde abril y a $21 desde mayo. “Se han contemplado no sólo los costos necesarios para la operación diaria del servicio, sino también los gastos de mantenimiento del material rodante e infraestructura, y las inversiones de capital destinadas a la operación”, agregó la empresa encabezada por Eduardo Montmollin.

En cuanto al Premetro, pasará a costar $7 en abril y $7,50. En la actualidad está 6 pesos. Desde la firma destacaron que para las nuevas tarifas “se siguieron los lineamientos de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires”. Cabe recordar que el incremento había sido anunciado por el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, junto con los aumentos de tarifas de trenes y colectivos, a fines de diciembre. La audiencia pública, aunque no es vinculante, es un paso obligatorio para que el incremento pueda comenzar a aplicarse.

“El aumento de los costos no debe verse reflejado en la tarifa. El transporte es un derecho y el Estado debe garantizarlo”, disparó Roberto Pianelli, líder de los metrodelegados. En esa línea también se expresó el Observatorio del Derecho a la Ciudad. “El acceso al subte es un derecho humano. Una inversión social y no un gasto”, destacaron.

Para el organismo, “como derecho humano se tiene que orientar la política hacia su universalización, que el acceso al subte no esté mediado por la capacidad económica de las familias tal como es el derecho a la salud y a la educación”. Es por eso que recomendaron que “el aumento tarifario, por lo menos, no debe superar el promedio de los aumentos de los ingresos de las familias”.

Para Federico Conditi (director de Transporte y Telecomunicaciones y miembro de la Defensoria del Pueblo) “el transporte urbano es un derecho, no un gasto ni un costo. Es una inversión social para igualar”. También de la Defensoria, quien habló fue Arturo Pozzali.

“Tenemos el boleto más barato del subterráneo. Pero también es la red más pequeña. El ciudadano termina pagando más por esto porque para compensar la poca extensión tiene que tomar un colectivo o taxi para recién tomar un subte”, dijo. Para el funcionario, “la gestión del subterráneo debe volver a ser estatal. No podemos seguir financiando empresas que eligen no invertir en un servicio como el transporte”.

 

También podría gustarte