Pidió un bife, lo pesó y descubrió la trampa del restaurante

En un restaurante estadounidense un cliente desconfió de la porción de carne que le sirvieron y decidió corroborar, por él mismo, si la cantidad que le prometieron equivalía al plato que le sirvieron.

Así, luego de que el mozo dejara los pedidos sobre la mesa, Antonio Chacón fue a su auto a retirar una pequeña balanza y confirmó que su porción de carne pesaba menos de lo que anunciaba el menú del restaurante.

Su historia se volvió viral en las últimas horas y, mientras muchos usuarios celebraron un pequeño “acto de justicia”, otros lo criticaron por hacerle pasar un incómodo momento a los empleados.

“Era mi cumpleaños, había ido con mi mamá, papá, novia y mis hermanos y mis dos hijastras. Pedí las costillas y el bistec. Compré un bistec de 170 gramos y cuando lo trajeron, se veía muy pequeño. Eso me enojó”, le dijo Chacón a los medios locales sobre su visita a Texas Roadhouse, una cadena de restaurantes especializada en platos con carne y parrilladas.

De esa forma, Chacón descubrió que, en lugar de haber recibido 170 gramos de carne, se le había servido casi la mitad: solo 100 gramos.

También podría gustarte