Piden justicia por Luciana Sequeira, la adolescente torturada y asesinada en un motel de Santiago del Estero

Una adolescente de 17 años salió el lunes de su casa en la localidad santiagueña de Villa Atamisqui para ir a retirar unas fotocopias de la escuela. Horas después, la encontraron inconsciente y ensangrentada en un hotel alojamiento y murió poco después de llegar al hospital. El principal sospechoso y detenido por el hecho es otro chico: un compañero del colegio.

La víctima se llamaba Luciana Sequeira y murió ayer alrededor de las 9 por una falla cardíaca a causa de un shock hipovolémico. El cuadro de la joven fue consecuencia del brutal ataque sexual al que la sometieron. “El doctor me dijo que tenía quemaduras en la pierna, en la espalda, y tenía un corte en la vía vaginal por donde perdió mucha sangre y no pudo resistir eso”, explicó su mamá, en diálogo con Noticiero 7.

El hecho salió a la luz a principios de esta semana, cuando los empleados y el dueño del albergue transitorio encontraron a la adolescente descompensada en la habitación a la que la había ingresado otro joven una hora atrás, inconsciente y con una hemorragia en su zona genital.

La víctima fue trasladada de urgencia al hospital local y derivada después al hospital Regional Ramón Carrillo de la ciudad de Santiago del Estero, en donde estuvo internada en grave estado hasta el día de ayer.

De acuerdo a la declaración del propietario del hotel, a ellos les había llamado la atención que el compañero de la joven se retirara solo del lugar. Por eso fue que se acercaron hasta la habitación, golpearon la puerta y, como la chica no respondía, ingresaron finalmente por la fuerza.

El hombre llamó inmediatamente a la policía y se abrió una causa a cargo de la fiscal Vanina Aguilera, quien ordenó la detención del sospechoso por el delito de abuso sexual y allanamientos en su vivienda. Sin embargo, la situación para el acusado se agravó tras la muerte de la víctima y no descartan recaratular el expediente como un femicidio.

En las últimas horas familiares de la adolescente se manifestaron para reclamar justicia y su madre, Graciela Barraza, dijo a los medios locales que no sabía “nada” acerca de un supuesto noviazgo entre su hija y el acusado, ya que “ella siempre estaba con sus estudios, estaba en el quinto año de la secundaria”. Con lágrimas en sus ojos, la mujer sostuvo que su hija “tenía quemaduras en las piernas y también cortes y como tuvo mucha pérdida de sangre”.

“Ella era muy buena, muy solidaria, ese día iba a hacer las compras que le había pedido con su prima y también a buscar unas cartillas de la escuela por las clases virtuales que tenía”, recordó sobre el día en el que por la noche la encontraron en grave estado. “Yo solo quiero que pague con la misma pena que mi hija, porque a ella ya no la voy a encontrar más”, concluyó.

Por su parte, las organizaciones feministas de la provincia, como Ni Una Menos y Mumala entre otras, también pidieron justicia a través de un comunicado. “En el día de hoy contamos el décimo femicidio del 2021”, añadieron.

Y subrayaron: “Como organización feminista nos causa dolor, estamos hartas de contar mujeres asesinadas sin ninguna respuesta, los femicidas no se llevan números, se llevan personas”.

También podría gustarte