Perpetua a un pizzero que mató y enterró a su empleado para no pagarle una deuda

Un pizzero que mató y enterró en su comercio de Ituzaingó a uno de sus empleados para no pagarle el dinero que le adeudaba, fue condenado a perpetua por un tribunal que consideró que el crimen fue cometido por “codicia”. El hecho ocurrió hace dos años.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 5 de Morón condenó a la pena máxima a Luis Mieres (71) como autor del delito de “homicidio agravado por codicia”, en perjuicio de su empleado Jorge Daniel Zágari (53). Los jueces también condenado al hijastro de Mieres a dos años de prisión por el encubrimiento del hecho.

Durante el juicio pasaron más de 20 testigos entre la médica legista, policías, amigos, familiares y exempleados de la pizzería.

 

Desaparición, hallazgo del cuerpo y sospechas

Zágari desapareció el 9 de diciembre de 2020 y su cuerpo fue encontrado 6 días después enterrado y tapado con una carpeta de cemento en la casa de su empleador.

Según la autopsia, el hombre fue apuñalado en el estómago y fue atacado a golpes con una barreta, luego enterrado en una fosa ubicada en el fondo de la casa de su patrón, situada en la calle Pérez Quintana al 3300 y finalmente tapado con cemento.

El ataque derivó de una discusión por dinero cuando Zágari fue a cobrar su sueldo y le reclamó a su empleador deudas pendientes por meses anteriores y el aguinaldo y vacaciones atrasados, ya que estaba dispensado por padecer de diabetes.

Cuando Mieres le dijo que no tenía dinero para pagarle porque le había ido mal a causa de la pandemia de coronavirus, se generó una pelea que aparentemente continuó con el ataque.

Ese mismo día, el auto de la víctima, un Peugeot 405 bordó, fue encontrado incendiado en Merlo, aunque recién el domingo su familia se enteró, cuando consiguió videos del lugar del hallazgo y vio que detrás de ese rodado aparecía la camioneta Ford EcoSport negra del acusado.

También podría gustarte