“Pedidos K” te lo lleva a la puerta de tu unidad básica, compañero: el caradura de Duhalde hizo vacunar a toda su familia a domicilio

El expresidente Eduardo Duhalde aseguró este martes que es el Gobierno el que debe explicar por qué él, su esposa Hilda “Chiche” González y dos de sus hijas, María Eva y Juliana, ambas menores de 50 años, fueron vacunados contra el coronavirus por fuera del cronograma oficial. El dato se conoció el lunes, luego de que el Gobierno difundió el listado completo de personas que recibieron la Sputnik V en el Hospital Posadas, en medio del escándalo por las inmunizaciones VIP. “Yo no gestioné nada”, aseveró.

En una breve comunicación que mantuvo con el diario Clarín luego del escándalo, sostuvo: “El que tiene que dar explicaciones es el Gobierno”. Por el momento, no quiso decir nada más al respecto.

Por su edad, él y su esposa “Chiche”, exdiputada y senadora nacional, figuran entre los mayores de 70 años que podrían recibir la Sputnik V en la nueva tanda que se habilitó. Sin embargo, no se vacunaron con un turno como el resto de la población, sino por decisión del Ministerio de Salud, que los incluyó en el listado de “esenciales” que la flamante ministra Carla Vizzotti pidió difundir apenas asumió en el cargo el sábado pasado.

Según consignó la agencia NA, el equipo del Hospital Posadas fue hasta la casa de Duhalde, donde también recibió la vacuna contra el coronavirus su histórico secretario privado Carlos Mao. En la lista figura además Marcelo Jorge Duhalde, pero no tiene nada que ver con el exmandatario, ya que se trata del hermano del exsecretario de Derechos Humanos Eduardo Luis Duhalde, que murió en 2012, un hombre de estrecha relación con Ginés González García.

El expresidente apareció en la lista de 70 vacunados que se dio a conocer el lunes por la tarde, entre los que sobresalieron él, su esposa, el embajador en Brasil Daniel Scioli, los ministros de Economía y de Relaciones Exteriores Martín Guzmán y Felipe Solá y el procurador del Tesoro Carlos Zannini, quien recibió la Sputnik V anotado como personal sanitario.

Este martes, el director del Hospital Posadas Alberto Maceira complicó a González García en su declaración como testigo ante la jueza federal María Eugenia Capuchetti, al reconocer que él fue convocado por el secretario privado del exministro, Marcelo Guille y el subsecretario de Gestión de Servicios e Institutos de Salud, Alejandro Collia, “bajo expresas órdenes” del extitular de la cartera.

En su declaración, Maceira señaló que asistió en una oportunidad al Ministerio de Salud y aplicó las dosis por única vez a 10 personas en el antedespacho de quien hasta el viernes se desempeñó como titular de la cartera sanitaria nacional.

Entre esas 10 personas mencionadas por el director del Posadas hay varios nombres de los que empezaron a circular apenas se destapó el escándalo a partir de la sorpresiva confesión del periodista Horacio Verbitsky. Entre ellos están el senador Jorge Taiana (70 años), el diputado cercano a Alberto Fernández Eduardo Valdés (65 años), el empresario marplatense Florencio Aldrey Iglesias (89 años) y Félix Guille (71 años), padre del secretario privado del exministro.

González García se enfrenta a posibles cargos por incumplimiento de deberes de funcionario público y abuso de autoridad, confiaron este martes fuentes judiciales a este medio.

También podría gustarte